Para el deportista Juan Manuel López la gran inversión que se hará no sería posible si no hubiera un gobierno como el del Comandante Daniel Ortega, quien se ha comprometido con los nicaragüenses en mejorar las condiciones del estadio.

“Las condiciones que prestaba este estadio no eran las optimas para que el público pudiera disfrutar un buen espectáculo”, indicó  López.

“Yo creo que va a ser algo que hará que la gente empiece a venir al estadio porque va a haber algo nuevo que va a levantar más a los fanáticos en Nicaragua”, dijo por su parte el joven Carlos Morales.

Morales es un joven deportista nicaragüense para el que el obras tan importantes como esta  son un reflejo de que el “gobierno del presidente Daniel está apoyando el deporte”.

El señor Wilfredo Blanco, quien con más de 50 años aún practica el deporte rey de los nicaragüenses, valoró muy bien el proyecto, aunque afirmó que hay que valorar que si con los fondos disponibles se construye otro estadio sin que eso implique demoler el Denis Martínez.

“En problema más grande que tenemos en Managua es que nos hemos quedado sin campos. El único que hay es el INJUDE y el otro es el  estadio nacional”, señaló Blanco.