En el marco del proyecto BOSAI Nicaragua, que financia la Cooperación Internacional del Japón (JICA), se activó este domingo el SAT instalado en Salinas Grandes y enlazado a la red nacional y municipal, para el ejercicio de simulacro de tsunami, actividad en la cual participaron 190 familias de las comunidades La Garita, El Tamarindo, Ciudadela y Salinas Grandes, el Comité Local de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Colopred) y la Brigada Local de Respuesta (Brilor) de Salinas Grandes.

Fabio Segura, técnico de Ineter, manifestó que con este ejercicio pretendían que la población de la zona pusiera en práctica sus conocimientos adquiridos mediante capacitación y de esa forma comenzar a desarrollar el reflejo condicionado y estar alertas para reaccionar adecuadamente a la hora que se presente un sismo de gran magnitud que ponga en riesgo la vida de los habitantes.

En el simulacro, tras la activación de la sirena de alerta del SAT, la población residente en las costas comenzó a evacuar sus viviendas y desplazarse hacia un lugar más seguro, el punto más alto de Salinas Grandes llamado Ciudadela, a donde a las más de 190 familias les tomó 20 minutos llegar y ponerse a buen resguardo.

“De esta forma demostramos como los habitantes de Salinas Grandes podemos convivir con el riesgo y protegernos ante la amenaza de tsunami”, manifestó Benita Huete, coordinadora del Colopred.

Con el trabajo desarrollado por el Colopred, todos los pobladores trabajaron de forma organizada en búsqueda de garantizar todas las condiciones para atender la emergencia y asistir a las familias afectadas.

Benita Huete indicó que dentro del Comité contaban con personal para realizar un censo entre los afectados, otra persona que tenía como tarea proveer los alimentos y suministros, de forma tal que se pueda atender a totalidad la situación.

“Nos han entrenado para esta situación de desastres y nos hemos venido preparando desde hace mucho rato y ya tenemos el conocimiento sobre cómo reaccionar y qué hacer ante un tsunami. En esta situación el Colupred está compuesto por personas de cuatro comunidades y estamos listos para socorrer a las personas que viven en la playa al momento de un desastre”, explicó Miriam Téllez.

El secretario ejecutivo del SINAPRED, Dr. Guillermo González felicitó a la comunidad de Salinas Grandes por la organización y demostración de la efectividad de un trabajo en equipo, “cuando el pueblo se organiza es capaz de misiones como esta, inclusive de desafíos más grandes”.

“Este ejercicio ha sido exitoso, el primer poblador que vino desde la playa llegó en 13 minutos […] ya hoy la comunidad de Salinas Grandes sabe hasta los pequeños detalle de cómo manejarse esta situación, de tal manera que yo creo que el día de hoy se ha marcado un punto importante en la preparación de nuestra gente, es la voluntad que ha expresado el comandante Daniel Ortega Saavedra al frente del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, de que todos los nicaragüenses estemos preparados y organizados para eventos de este tipo”, agregó González.

Cabe destacar, que el Proyecto BOSAI Nicaragua comenzó a ejecutarse en nuestro país en noviembre de 2008, con un monto de 3.8 millones de dólares y en el mismo se cubren las comunidades Salinas Grandes, Las Peñitas y Poneloya en la instalación de SAT y en aras de fomentar en los habitantes de las comunidades a convivir con el riesgo y contar con la capacidad de respuesta ante los mismos, dicho proyecto culminará en mayo del 2012.