La tarde de este miércoles, regresaron al país 19 hermanos nicaragüenses que fueron deportados de los Estados Unidos. 

Estos hombres y mujeres, que viajaron sin documentación legal al país del norte, han sido testigos de la dura vida que les espera a los migrantes cuando tratan de alcanzar el mal llamado sueño americano.

Los 19 connacionales, regresaron a Nicaragua con la mirada puesta en un nuevo comienzo, acompañado de sus familiares.

"Esta es la segunda vez que entro a Estados Unidos y no creó volver a intentarlo, yo entré bien pero tuve un problema y me castigaron con dos años de prisión, pero gracias a Dios todo ya estoy en mi país", dijo Cesar Augusto López, oriundo de la Costa Caribe.

Asimismo, Oscar Pulido, de Chinandega, expresó que la situación en este país del norte está muy difícil.

"Las cosas no están muy fácil en aquel país, uno al irse allá lo que busca es resolver sus problemas, allá es duro pero lo bueno que está mi familia acá".

"Cuando me detuvieron sólo esperaba algún día llegar a mi país y llegar con salud, tengo dos meses de no poder hablar con mi familia y ahora lo que queda es seguir en el país de uno trabajando", dijo Alcides Martínez, de El Rama.