La Dirección General de Bomberos realizó nuevamente inspección en los tramos del mercado Oriental, con el objetivo de prevenir incendios en este populoso centro de compras.

El mercado más grande de Centroamérica se ha visto afectado en las últimas semanas por incendios que han dejado a más de doscientos comerciantes con pérdidas parciales y totales en su mercadería. Para evitar se repitan estas tragedias, tramo por tramo, los bomberos revisan el sistema eléctrico.

Además, se brindan recomendaciones a los comerciantes de cómo hacer instalaciones seguras, no sobrecargar los paneles eléctricos, dejar todo desconectado al momento de abandonar el local y tener extintores a mano.

"El día de hoy estamos visitando el sector repuestos, andamos con una comisión conformada por la Asociación de Comerciantes, Enatrel y Conmema, para brindar seguridad a las familias que visitan este centro de compras", explicó el comandante Jorge Viera, jefe de Bomberos del distrito uno.

Durante la inspección encontraron conductores eléctricos inadecuados y sistemas de almacenajes poblados.

Ligia Cerna, comerciante de repuestos, manifestó que poco a pico han venido acatando las medidas que brinda la DGB.

"Me parece muy bien porque así nos evitamos muchas tragedias, acá nunca ha pasado ningún incidente, las líneas de mi negocio están exactas, tenemos breaker instalados y dejamos todo apagado", dijo.