Un terremoto de 7.6 grados en la escala de Richter se registró en la Costa Caribe de Honduras a las 8:52 de la noche con profundidad de 10 km, por lo cual Nicaragua se encuentra vigilando y monitoreando.

Inicialmente se dijo que el movimiento telúrico era de 7.8 grados por el Centro de Alerta Tsunami en Hawái, pero finalmente se ubica como de 7.6 grados, dándose una alerta de tsunami e instando a los diferentes gobiernos centroamericanos a tomar medidas pertinentes.

El Doctor Guillermo González, Ministro Director del SINAPRED, dijo que establecieron contacto de inmediato con los compañeros de las regiones autónomas del Caribe.

“Se activaron los comités departamentales y municipales, se alertó a las comunidades y están listas para poner en práctica todo lo que es el Plan Anti tsunami”, expresó.

Agregó que se ha estado monitoreando y vigilando el comportamiento de las olas, así como de los boletines informativos y cálculos que los técnicos hacen con respecto al fenómeno.

Señaló que están en permanente vigilancia y comunicación, especialmente en las zonas más vulnerables como los Cayos Miskitos, Bilwi, Bluefields, Corn Island y Little Corn Island.

Como recomendación ante esta situación de emergencia llamó a la ciudadanía del Caribe nicaragüense a mantener la calma, seguir las instrucciones que se han dado en los planes anti tsunami, lo que significa tener identificadas las rutas de evacuación en caso que se dé orientación de acudir a zonas más altas.

No hay peligro para Nicaragua

El compañero Wilfried Strauch, experto del INETER, manifestó que para el territorio nicaragüense es mínima la amenaza de tsunami, ya que la alerta está para Belice, Honduras, México, parte este de la Península de Yucatán, Islas Caimán, Jamaica y zona sur de Cuba.

“Según los cálculos, para la costa del Caribe de Nicaragua no hay peligro, lo más importante es que las olas que se pueden esperar en la zona serán bastante pequeñas, menos de 30 centímetros”, dijo Strauch.

Agregó que la velocidad de las olas será muy baja y llegarán después de muchas horas a la costa del Caribe, sin embargo, hay que observar cómo es la altitud en los demás países para determinar cómo será la situación para Nicaragua.