Los comerciantes por cuenta propia que se dedican a la venta y compra de piscinas, se están preparando de cara a la temporada de verano que ya asoma a las puertas.

En diversos puntos de la capital, ya se puede apreciar algunas piscinas inflables y otros accesorios muy utilizados en esta temporada, la que promete estar muy buena en referencia a las ventas.

José Benito Uriarte, propietario del negocio “Las Tres Marías, Casa de las Piscinas”, tiene altas expectativas de superar las 80 unidades de piscinas que vendió en la pasada temporada de verano, por tal razón ya ha solicitado nuevo inventario a sus proveedores.

La esperanza de tener buenas ventas, Uriarte la sustenta, en la excelente temporada de pre verano que tuvo en diciembre pasado,  donde asegura logró vender 30 unidades de piscinas inflables, además de otros accesorios que utilizan los niños que gustan de refrescarse en sus propios hogares.

Gracias a Dios en diciembre tuvimos un expectativa muy grande, vendí bastantes piscinas y también reparé bastantes, la gente está optando por las piscinas inflables, ahora no solamente en la temporada de verano”, comentó Uriarte.

El 2017 para este comerciante de piscinas fue un año de bendiciones, debido a que tuvo muy buenas ventas, situación que espera duplicar en estos 12 meses.

Estoy pidiendo el doble de piscinas, porque mis expectativas es vender el doble. El año pasado la gente optó por comprar piscinas familiares, de las que valen 8 mil, 10 o 12 mil, porque están hechas de un material durable, de un material de carpa que dilata más”, comentó Uriarte.

Se espera que en los próximos días en diversos lugares de la capital, se puedan apreciar los diferentes diseños de piscinas, que en este verano a miles seguramente refrescaran del sofocante calor propio del verano.