El rito católico devino pretexto para agasajar a los más jóvenes en este país, como parte del esfuerzo gubernamental para llevar alegría a todos los sectores y en particular a los menos favorecidos en el orden económico, según organizadores del evento.

Emisoras radiales explicaron que el capitalino Puerto Salvador Allende funcionará de sede central de esta jornada, en virtud de lo cual dedicará gran parte de sus espacios a deleitar a los niños y niñas que acudan.

Entre los conjuntos que le pondrán mucho colorido a esta megacelebración estarán el grupo de títeres Arlequín, varios payasos y agrupaciones folclóricas, precisó la gerente de esa instalación turística, Adriana Dinarte, a través de la nueva Radio Ya.