Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes ofició este domingo la Santa Eucaristía en la Parroquia San Pio X, dedicada a la fiesta del Bautismo de Jesús.

Al celebrar esta fiesta, que cierra el ciclo de Navidad, se hace un llamado al pueblo católico a la conciencia de su misión de bautizados, llamados a continuar la obra de Jesús y proclamando la buena noticia con nuestra vida.

“Con esta celebración se cierra el periodo de la Navidad e iniciamos el tiempo ordinario; es por eso que recordamos esta fiesta hermosa, como es el nacimiento del Señor, que nos recuerda nuestro propio Bautismo, en el que recibimos una gracia especial, ser hijos de Dios”, expresó Benes.

En su mensaje, Brenes dijo que el Papa Francisco ha invitado a que la Iglesia Católica sea una iglesia de puertas abiertas.

“Más que abrir las puertas físicas, se deben tener abierta las puertas de nuestros corazones, y que no se cierren hacia las otras personas”, reflexionó.

En la misa estuvieron presentes 100 seminaristas de la Arquidiócesis de Managua, que serán enviados a una misión evangelizadora en la Parroquia San Pío X y San Gregorio Magno, en Carazo.

“Esto seminaristas han pasado un periodo de 1 año, en el cual se ha ido compartiendo con ellos las grandezas del ministerio y el imponer sotana es iniciar un proceso de mayor discernimiento de su vocación, ya que en febrero inician sus estudios avanzados en la carrera eclesiástica”, indicó.

Migdonio Rueda, dijo que el amar a Dios, los motiva a llevar esa palabra, demostrando que han sido llamados por el señor para servirle y construir su Reino en la Tierra.

“Nuestra misión viene a fortalecer las estructuras de nuestras parroquias y ayuda a fomentar la evangelización y la misión en toda nuestra arquidiócesis”, explicó.

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes