Así lo indicó Felipa Cermeño, directora de Cultura, Educación  y Turismo de la Alcaldía de Masaya, al valorar que por medio de diversas actividades se dio a conocer la vida, la historia, costumbres y tradiciones del pueblo indígena de Monimbó.

“Estamos rescatando, estamos valorando  a este pueblo maravilloso Monimbó, con el cual  nos sentimos orgullosísimos los masayas, porque de aquí surge nuestra cultura, la cultura popular tradicional” expresó.

La Cantata a Monimbó fue organizada por un grupo de artistas locales, quienes acompañados de otros músicos prepararon un homenaje musical al laborioso y luchador pueblo indígena.

Durante la actividad sonaron todas las músicas y canciones que diferentes artistas de reconocido prestigio le han dedicado al barrio. Destacaron composiciones musicales como la de Camilo Zapata, el Rancherito de Monimbó, Ricardo Centeno y Carlos Mejía, así como piezas anónimas y folklóricas como la danza negra y el acuartillado.

Cabe destacar que este es el primer año que se realiza la Jornada de Sandino a Camilo y los organizadores indican que será reeditada en los próximos años ya que la población está satisfecha con los homenajes y las actividades que se han  realizado.

“La jornada a agradado muchísimo principalmente en todo lo que significa la parte cultural e historia del barrio… Ya nos hemos propuesto que esta es la primera jornada y vamos a continuarla. Este es el sentir de los masayas, este es el sentir del barrio indígena y vamos hacia adelante, como dice la compañera  hacia nuevas victorias”, indicó Cermeño.

Algunos de los pobladores que frecuentaron las actividades y que disfrutaban de la Cantata a Monimbó, indicaron que era justo y necesario que la Alcaldía y el Gobierno reconocieran al heroico pueblo de Monimbó porque se ha mantenido fiel  a la revolución, a la patria y en la lucha por la identidad nacional.

Además indicaron que como pueblo indígena se sienten orgullosos de sus raíces y han demostrado que Nicaragua es tierra de gente valiente que quiere vivir en Paz y con Justicia.