Visitantes nacionales y extranjeros despidieron el año viejo y dieron la bienvenida al 2018 en las bonitas playas de Poneloya y Las Peñitas, en el departamento de León.

Las refrescantes aguas del océano pacífico, en el occidente del país, así como la deliciosa gastronomía, dejó impresionados a los visitantes, que aprovecharon para hacer actividades como surfear, tomar reconfortantes baños de sol, apreciar las panorámicas desde la costa y descansar.

"Se siente un ambiente muy alegre, ya que estamos iniciando nuestro primer día del año, en el que primero Dios, serán derramadas muchas bendiciones", expresó Angélica Quezada Torres, del barrio de Sutiava.

Otros visitantes como Henry Brenes, del barrio de Guadalupe, destacó que en ese pedacito del país se siente la Paz y se respira tranquilidad. Además, admiró lo bonito que se está poniendo la zona, donde la Alcaldía de León ha invertido en infraestructura para el desarrollo del turismo y de la economía.

"Ver la puesta del sol en la Peña del Tigre es algo maravilloso, que pareciera algo de telenovelas o de películas", concluyó Brenes.

La pareja de novios compuesta por Heizel Donaire y Mario Rojas, se abrazaron y apreciaron el atardecer, y dieron gracias a Dios por la tranquilidad y la unión familiar que se vive en Nicaragua.

"Uno siempre lo que busca es a la familia, y para estas fechas especiales venimos a disfrutar sanamente de nuestros balnearios", resaltó Rojas.