Como ya es costumbre en fin de año en el municipio de San Jorge, Rivas se celebra una tradición que año tras año se vuelve más popular entre sus pobladores, se trata del desfile del muñeco viejo.

Esta tradición san jorgeña consiste en un desfile en el cual se traslada un ataúd representando el último adiós que se le da al año viejo, esto se realiza acompañados de chicheros, comparsas, pólvora y por supuesto la alegría de los participantes.

"Un día comenzamos algunos pobladores a pensar lo que podíamos hacer para fin de año y con un carro y unos parlantes salimos a las calles y la gente se nos iba uniendo. Para poder hacer este desfile pedimos colectas y todos nos apoyan, porque esto es hecho por el pueblo y para el pueblo, ahora se volvió grande y eso nos alegra mucho" comentó Juan Carlos Baldizon, quién es uno de los fundadores del desfile.

La caravana compuesta por personas caminando, en bicicletas, motocicletas y carros inicia su recorrido en "la esquina caliente" y llega hasta la rotonda de Rivas, en un trayecto de ida y vuelta. Según detallan los organizadores ya son 15 años los que llevan celebrando esta actividad para despedir el año viejo y darle la bienvenida al Año Nuevo.