La Policía Nacional dio inicio al plan de seguridad ciudadana “Año Nuevo” con el que se pretende garantizar la tranquilidad de las familias durante las fiestas de fin de año, en la que toda Nicaragua se desborda a diferentes destinos y se suma a muchas actividades de entretenimiento.

El comisionado general Fernando Borge, Segundo Jefe de la Delegación Managua, señaló que se ha dispuesto de todos los dispositivos policiales para atender todos los sitios en los que se reporta abundante afluencia de ciudadanos.

Vamos a priorizar las actividades comerciales, así como las terminales de buses y las vías públicas, para ello estamos incrementando la vigilancia, así mismo, estaremos alrededor de aquellos sitios donde se comercializa pólvora y vamos a agilizar el tráfico y proteger a los conductores y peatones”, dijo.

El jefe policial, hizo un llamado a la población a ser consecuente y acatar las recomendaciones brindadas por la institución, lo cual evitará accidentes y pérdidas humanas, logrando así poder recibir un Año Nuevo en paz, en familia y alegría.

Siempre el llamado a los peatones a cruzar las vías con precaución, así mismo, debemos cuidar a los niños y ancianos sobre todo al momento de abordar una unidad de transporte, esperar que el autobús se detenga para poder bajarse. Así mismo, instamos a la población a acudir a nosotros en caso de emergencias, mantendremos disponible la línea 118 a través de la cual brindamos respuesta inmediata”, señaló.

Borge señaló que para la efectividad del plan se cuenta con la participación de más de tres mil agentes entre ellos la Dirección de Operaciones Especiales, Seguridad de Tránsito, Dirección de Armas, Explosivos y Municiones, entre otras áreas importantes.

Podemos decir que Managua estará completamente segura durante los próximos días, nuestro trabajo será intensivo, garantizando la seguridad a todos sus niveles, en los barrios, municipios, carreteras, destinos turísticos”, subrayó.