“Pan y Repostería Doña Nina”, ha logrado ganarse un lugar preferencial de los somoteños, porque se ha especializado en la elaboración de pan en muchas variedades y los exquisitos queques que ofrece a precios accesibles a la población, tienen una alta demanda en celebraciones como la Navidad y el Año Nuevo y en ocasiones especiales.

Doña Paula Salinas Martínez, propietaria de este negocio familiar, conocida popularmente como doña Nina en la ciudad de Somoto del departamento de Madriz, ya obtuvo los resultados positivos después de 6 años en que se lanzó al mercado preparando productos para fiestas y eventos especiales.

Su gente la prefiere por su humildad y carisma. Ella es muy creativa y trata de marcar la diferencia entre los demás negocios. "El que no innova y no está actualizado en las redes sociales, se queda atrás”, dijo doña Paula.

Ha recibido cursos de capacitación en la Escuela de Hotelería, ha participado en ferias y ha sido protagonista de programas de emprendimientos que impulsa el MEFCCA en Madriz.

Queques, pan, bizcochos, bastones decorados navideños y pizzas son algunos de los productos que elabora con mucha dedicación.