Las familias del departamento de Carazo han estado visitando en estos días los balnearios para refrescarse y relajarse en esta temporada de vacaciones navideñas.

El Centro Turístico La Boquita se ha visto abarrotado de visitantes que han llegado a darse un chapuzón en las aguas del Océano Pacífico y a disfrutar de la gastronomía propia de la zona.

Los balnearios de Casares, Huehuete, Tupilapa y El Tamarindo también están siendo visitados por turistas nacionales y extranjeros.

Los bares, restaurantes y discotecas han reportado importantes ganancias debido a la afluencia de visitantes y a la buena atención que se les brinda.

"Muy bonito está todo, bien limpio, la atención es excelente y la seguridad bárbara, me parece bien todo lo que el gobierno está haciendo por preservar estos lugares", dijo el señor Luis Ríos.

"Los precios están baratos, la comida es muy buena y aseada y lo bueno es que no te cobran la entrada a los balnearios", manifestó la joven Alejandra Medrano.

Como parte de las políticas del Gobierno Sandinista, en los balnearios y sitios turísticos administrados por el INTUR se mantiene la entrada gratis para los visitantes.

Para quienes no gustan del agua salada, los ríos del municipio de La Conquista también están recibiendo a visitantes y la reserva conocida como La Máquina en Diriamba.

En Jinotepe el Centro Recreativo Sardina y el Parque de Diversiones Hertylandia también están recibiendo a los veraneantes con sus piscinas.

La Policía Nacional a través del Plan Belén y de fin de año están garantizando la seguridad en las carreteras previniendo de esta manera accidentes de tránsito.