Su beatificación tuvo lugar en Roma el 1 de mayo del 2011. La confirmación oficial podría tener lugar el próximo mes de marzo. Corresponde a Benedicto XVI la decisión final sobre la canonización de su antecesor. Existen varios milagros aprobados que se han atribuido a la intercesión del papa polaco.

El arzobispo de Gdansk, S?awoj Leszek G?ód?, declaraba hace unos días al rotativo polaco Super Express: «Para que la canonización termine con éxito, hay que elegir un milagro. Pero en este punto no hay problema. Lo más probable es que ya se haya escogido uno, y que haya sido confirmado entre otros por médicos y teólogos. Tenemos milagros. Desde el punto de vista del procedimiento no hay obstáculos. Por lo tanto, todo dependerá de la decisión del Papa, Benedicto XVI».

La misma noticia sobre la canonización de Juan Pablo II la había dado antes la agencia católica polaca KAI, un medio supervisado por los obispos del país. KAI hablaba de «información no confirmada» aún por Roma sobre «curaciones inexplicables» atribuidas a Juan Pablo II desde su beatificación. Eran milagros que Benedicto XVI tendría que sancionar para proceder a la canonización.