Una batería de aluminio-grafeno, capaz de cargarse en 1,1 segundos, fue creada por científicos de la Universidad de Zhejiang en China. Se puede doblar, no explota cuando se expone al fuego, detalló Xinhua.

La batería fue diseñada usando películas de grafeno como ánodo y aluminio metálico como cátodo. Su creación estuvo a cargo de un equipo, dirigido por el profesor Gao Chao, del Departamento de Ciencia e Ingeniería de Polímeros de la Universidad de Zhejiang.

Gao explicó que en modo de carga rápida, la batería solo necesita 1,1 segundos en cargarse por completo. Además, su ciclo de vida es sorprendente, pues mantiene el 91 por cierto de su capacidad original después de 250.000 recargas.

También puede trabajar en un rango de temperatura de 40 grados bajo cero hasta 120 grados Celsius.

Sin embargo, Gao indicó que "todavía es costoso hacer este tipo de batería. La producción comercial de la batería sólo puede ser posible hasta que hallemos un electrolito más económico".