El impresionante derechazo que se estrelló en el rostro del filipino, quien terminó de cara en la lona, no solo privó a Pacquiao de ganar la pelea por el título mundial peso welter o la pérdida de seis millones de dólares, la consecuencia ha sido peor: presenta indicios de Parkinson, fatal enfermedad que también sufre el gran Muhammad Ali.

El médico Rustico Jimenez, presidente de la Asociación de Hospitales Privados de Filipinas, recomendó a Manny Pacquiao retirarse del boxeo al ver indicios prematuros del mal. “Si me piden mi opinión, quizá es tiempo que nuestro héroe nacional, Manny, se retire. Aunque todavía tiene reflejos muy rápidos, he notado recientemente, y es solo mi punto de vista, que hay signos tempranos (de Parkinson)”, dijo Jimenez en el programa de radio dzMM.

Tras el espeluznante nocaut, los escaners no mostraron ningún daño cerebral, pero “puedes ver los síntomas en el movimiento de las manos, normalmente es en esa parte del cuerpo donde lo notas y no inmediatamente en la cabeza, donde puedes darte cuenta por los pequeños tics. No digo que esté cerca, pero veo que hay algunos signos prematuros”, explicó el médico filipino.