Tal y como fue anunciado por la compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, el Bono Cristiano, Solidario y Socialista que se entrega en esta Nicaragua Bendecida, Prosperada y en Victoria, está sirviendo de mucho a las 160 mil familiares que lo reciben cada mes.

Muchas de estas familias han asegurado que este dinerito del Bono Solidario lo van a ocupar para la compra de alimentos en los mercados capitalinos, para sufragar gastos en los hogares y para el pago de algún bien adquirido en los últimos meses.

La profesora García es un digno ejemplo de cómo se debe utilizar este dinero, pues aseguró que le ocupará para comprar el tanque de gas butano que se le terminó con la cocinadera que realizó en las pasadas fiestas de Diciembre y de Fin de Año.

“Es un regalo de Reyes Magos, me va a servir para comprar el gas y para los gastos de colegio que se vienen, la matricula ya la logre cubrir, pero esto es para los materiales escolares”, citó García.

Mientras Alexander Mejía que labora en la Dirección General de Ingresos, el Bono Solidario del mes de enero, lo ocupará para completar la alimentación de su familia.

“Estos 750 córdobas me caen muy bien para la comidita mientras se nos paga el salario. Lo voy a ocupar para la comida y en este año le damos las gracias nuevamente al Presidente Daniel Ortega por completarnos el salario con este bono que es una bienvenido todo los meses”, expresó Alexander Mejía Áreas que labora en la Dirección General de Ingresos.

En tanto otra profesora que se identificó como Cándida Guadalupe Hernández, calificó el Bono Solidario como una bendición de Dios, al igual que tener administrando a un Gobierno Sandinista el destino del país.

“Nos cae bien porque no subsana lo que gastamos en diciembre y es una bendición de Dios tener este bonito, pero más bendición es tener a un gobierno sandinista con el comandante Daniel a la cabeza”, mencionó la profesora la profesora Cándida.

Finalizó recordando que los últimos seis años de Gobierno del FSLN han sido de grandes Victorias para el pueblo de Nicaragua.

“Nuestra economía está mejorando, las exportaciones aumentaron y los salarios de los maestros también, con esas cosas nosotros vivimos felices”, concluyó esta maestra que tiene 32 años de labor docente.