Estos correos no fueron obtenidos por una persona anónima que filtró los documentos, sino que WikiLeaks los ha conseguido de los ciberactivistas de Anonymous, que el pasado diciembre atacaron la empresa de seguridad, con sede en Texas (EEUU).

De esta manera, el portal ha permitido el acceso a más de cinco millones de correos, fechados entre julio del 2004 y diciembre de 2011, que permiten conocer la forma en que trabaja esta empresa que facilita información confidencial, según WikiLeaks.

El portal, cuyo responsable es Julian Assange, ha convocado hoy en Londres una rueda de prensa -sobre las 12.45 GMT-.

Según WikiLeaks, los correos muestran detalles de la red de informantes de Stratfor, la estructura de salarios, así como métodos psicológicos a la hora de obtener información.

"Tienes que controlarlo. Control significa control financiero, sexual o psicológico", explicaba el consejero delegado de la empresa, George Friedman, al analista Reva Bhalla el 6 de diciembre de 2011 en un mensaje que hacía referencia a un informador israelí y el estado de salud del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Además, el material contiene información privilegiada de los ataques del Gobierno de EEUU contra Assange y WikiLeaks y los intentos de Stratfor por perjudicar la labor del portal.

Hay más de 4.000 correos en los que se menciona a WikiLeaks o a Julian Assange, mientras que fuentes diplomáticas y gobiernos de todo el mundo facilitan por adelantado a Stratfor detalles de acontecimientos a cambio de dinero, según el portal.

Según los documentos, Stratfor cuenta con una red global de informantes a los que les paga a través de una cuenta bancaria suiza y entre sus informantes figuran funcionarios gubernamentales, personal de embajadas y periodistas de todo el mundo.

Por ejemplo, Stratfor pudo hacer investigaciones sobre los activistas de la empresa de gas Bhopal (India) para el gigante químico Dow Chemical, actual propietaria de la planta.

La misma empresa de seguridad reconoce en sus mensajes que su práctica de utilizar sobornos secretos para obtener información puede tener su riesgo, según indica WikiLeaks.

Los mensajes electrónicos revelan, además, que la empresa "cultiva" estrechos vínculos con las agencias del Gobierno de EEUU y emplea a antiguos miembros de la Administración estadounidense.

A pesar de los lazos gubernamentales, Stratfor y otras compañías similares actúan en estricto secreto sin rendición de cuentas.

Startfor afirma operar "sin ideología", sin embargo los correos revelan que el personal se muestra cercano a las políticas del Gobierno de EEUU, agrega WikiLeaks.

Según el comunicado del potal divulgado hoy, Stratfor ha llegado a acuerdos secretos con varios medios de comunicación y periodistas, desde Reuters hasta el "Kiev Post".

WikiLeaks afirma haber obtenido la lista de informantes de Stratfor y, en algunos casos, los detalles de sus salarios.

El grupo de piratas informáticos Anonymous hizo público el 25 de diciembre de 2011 que había robado la lista "secreta" de clientes de Stratfor y que ésta "no será privada ni secreta nunca más".