El Nacimiento más grande de Nicaragua, creado por el periodista Moisés Absalon Pastora, ha abierto sus puertas a las familias nicaragüenses, que desean deleitarse con esta muestra de arte cristiano.

Este año según manifestó Pastora, se van a rebasar todas las expectativas, ya que el número de visitas se ha multiplicado.

Me alegra mucho porque de alguna manera se evangeliza, este nacimiento es tradición y un icono de las fiestas dicembrinas”, dijo.

Este es un aporte a la cultura, un rescate a la misma en medio de la constante propaganda extranjera.

De pronto nos hemos visto invadidos por culturas extranjeras escandinavas que nada tienen que ver”, afirmó Pastora.

“Lo que celebramos en Navidad no es una cena, sino el cumpleaños de Jesús de Nazareth que te  tocó el corazón y que está diciendo quiero que nazcas otra vez conmigo”, recalcó.

Las personas que aún no han podido conocer el Nacimiento tienen hasta el 6 de enero de las 5:00 de la tarde hasta las 9:00 de la noche, la entrada es totalmente gratuita.

La familia Pastora tiene dos mil piezas que recrean el Nacimiento del Salvador del Mundo, sin embargo, una de ellas es la pieza con mayor valor personal.

“El Niño Dios tiene un valor no económico, es sentimental, ha pasado de mano en mano en mi familia por 168 años”, recordó.

Debajo de su pesebre hay un frasco de tierra de Belén, lugar donde el Rey de los Reyes nació.