Acto de la XX Promoción de Cadetes de la Policía Nacional en Memoria del Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías. 18 de Diciembre del 2017.


Invocación al Altísimo
por Monseñor Eddy Montenegro
Prelado de Honor de Su Santidad

Comandante-Presidente Daniel Ortega Saavedra, Jefe Supremo de la Policía Nacional; Compañera Rosario Murillo Zambrana, Vicepresidente de la República; Primera Comisionada General Aminta Granera Sacasa, Directora de la Policía Nacional; General de Ejército Julio César Avilés Castillo; Comisionados Generales Díaz y Marenco; Ministra de Gobernación María Amelia Coronel; Señor Director de la Academia Walter Mendoza, Comisionado Jorge.

Jóvenes Graduandos, esta tarde nos unimos al regocijo de ustedes, al coronar este momento tan importante para el cual se han preparado en sus Etapas que comenzaron, Primaria, Secundaria, ahora, en estos Estudios Superiores, que les abre la Ruta y el Camino donde la Visión de la Vocación de ustedes nos va conduciendo; sobre todo, que se disponen a servir a la Patria desde los lugares donde sus Superiores los envíen, pero teniendo siempre en vista, en el Horizonte, que es el Servicio a la Nación y al Pueblo nicaragüense.

Por eso, hoy felicitamos también a los Familiares de ustedes; detrás de cada uno de ustedes, Jóvenes Oficiales, está un Padre, una Madre, un Hermano, una Esposa, unos Hijos, una Familia, ese Núcleo, esa Célula Principal de la Sociedad, del Ser Humano, que mueve el motor de la Humanidad que es la Familia.

También a ellos nuestra Felicitación y nuestra Oración en esta tarde, llenos de Orgullo en Nicaragua, por las Olimpiadas que acabamos de tener, por todo eso que vimos en nuestra Juventud; por esos bellos lugares, edificios que se han inaugurado, los Estadios, los lugares donde se lucha con ese Valor que da el Deporte, para promover al Género Humano, para desarrollarlo.

Pero también suplicamos esta tarde al Creador, el Señor Dador de Todo Bien, en este Mes tan Especial en que los Cristianos volvemos nuestra mirada al humilde Pesebre de Belén de Judá, donde se manifestó el Redentor del Género Humano, Cristo Jesús, que nos abrió un Camino para que los Hombres vivamos en Fraternidad, en Comunión. Y debe resonar en nuestros oídos ese Mensaje fabuloso que los Ángeles entonaron allí, en esa cueva de Belén, donde nació Cristo nuestro Rey y Señor : “¡Paz en la Tierra a los Hombres de Buena Voluntad!”.

Es fácil decirlo, pero difícil irlo haciendo, irlo cumpliendo en cada día de nuestra Existencia; porque la Buena Voluntad sale de un Corazón convencido que está lleno de Amor. Por eso, llenos de esa Voluntad tenemos que tener la capacidad de construir todos los días el Amor, la Paz; la capacidad de Reconciliación entre la Familia y entre la Fa-milia Nicaragüense, la Justicia, la construcción de la Familia en Unidad, el Respeto entre nosotros los Semejantes. O sea, el Amor al Prójimo.
Por eso, con este Mensaje de Cristo que nace y se manifiesta, le pedimos al Todopoderoso que derrame Su Bendición sobre nuestra Patria Nicaragua. Para que junto con todos estos Valores que los podemos conseguir por una Buena Voluntad y un Corazón pacificado, podamos edificar una Nicaragua en la que nos sintamos orgullosos de continuar construyendo la Reconciliación y la Paz, que és el nuevo rostro del Desarrollo en el Mundo.

Que el Señor esté con todos ustedes. Felicidades por Navidad, Felicidades por Año Nuevo, y que Dios los bendiga a ustedes, Jóvenes, que van a la calle a servir a la Patria... ¡Felicidades!

Palabras de Agradecimiento por el
Inspector Fernando Palacios González
Primer Expediente de la XX Promoción
de Damas y Caballeros Cadetes

Buenas noches a tod@s que presiden esta Ceremonia de la Vigésima Promoción de Cadetes de Licenciatura en Ciencias Policiales.

Excelentísimo Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República y Jefe Supremo de la Policía Nacional; Compañera Rosario Murillo Zambrana, Vicepresidenta de la República; Primera Comisionada Aminta Elena Granera Sacasa, Directora General de la Policía Nacional; General de Ejército Julio César Avilés Castillo, Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua; Comisionado General Francisco Díaz Madriz, Subdirector General de la Policía Nacional; Comisionado General Adolfo Marenco, Subdirector General de la Policía Nacional; Compañera María Amelia Coronel Kinloch, Ministra de Gobernación; Monseñor Eddy

Montenegro Avendaño, Prelado de Honor de Su Santidad; Comisionado General Jorge Cairo Guevara Cajina, Director de la Academia de Policía.

Esta noche se me ha cedido la oportunidad de expresar las Palabras de Agradecimiento en nombre de mis Compañer@s de la Vigésima Promoción de Cadetes de Licenciatura en Ciencias Policiales. Es un honor estar frente a todos ustedes y poder expresar el sentimiento colectivo de tod@s nosotr@s l@s Graduandos.
En primer lugar, le agradecemos a Dios Padre Todopoderoso, Fuente de Sabiduría e Inteligencia, porque con Su Divina Voluntad y Poder nos ha permitido alcanzar un Sueño más en nuestras Vidas.

Le agradecemos profundamente a nuestro Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República y Jefe Supremo de la Policía Nacional, que a lo largo de estos cuatro años nos ha brindado su apoyo, mejorando nuestros Ambientes de Educación, Recreación y Descanso; especialmente por darnos la oportunidad de ser la Primera Graduación de Cadetes con dominio básico del Idioma Inglés; asimismo, con la asignación de la Beca ALBA que nos ayudó a solucionar nuestras necesidades básicas.

A nuestra Vicepresidenta Rosario Murillo, a quien diariamente escuchábamos su Mensaje de Mediodía, en el que transmite el Amor a nuestro Pueblo que es a quien nos debemos; pendiente, además, del Bienestar de tod@s, construyendo junt@s la Patria Libre y Bendita que soñaron nuestros Héroes y Mártires.

A nuestros Padres, Hij@s, Esposos, Esposas, que con su Amor y apoyo incondicional fortalecieron nuestra firme decisión de integrarnos a esta prestigiosa Institución de la cual hoy somos Miembros.

A nuestro Director y Subdirectores, a los Jefes, Docentes e Instructores, quienes durante nuestra formación fortalecieron los Principios y Valores de la Disciplina, Responsabilidad, Compañerismo, Solidaridad, Patriotismo, Vocación de Servicio, y Amor a nuestra Patria e Institución Policial. De todo corazón, muchas gracias.

Esta Vigésima Promoción de Cadetes de Licenciatura en Ciencias Policiales la dedicamos a la Memoria del Comandante Eterno de la Revolución Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, por su Vocación y entrega a la Patria Grande, por la búsqueda de la Paz y Unidad de los Pueblos Latinoamericanos.

El Comandante Chávez, un Hombre que amó a su Pueblo, a Nicaragua, a América Latina y el Caribe, por el que luchó incansablemente haciendo muestra de Compromiso y Lealtad, manifestado en uno de sus Pensamientos que citaré textualmente: “Aquí estoy parado firme. Mándeme el Pueblo, que yo sabré obedecer. Soldado soy del Pueblo, ustedes son mi Jefe”.

Hoy nos sentimos orgullosos de haber alcanzado el primer peldaño de nuestra Carrera Policial, que logramos con Disciplina, Perseverancia y Sacrificio. Nadie dijo que era fácil, pero acá estamos 28 nuevos Oficiales de Policía que serviremos con Responsabilidad, Lealtad, Respeto, Honor y Valentía a nuestro Pueblo.

Recordemos a todos nuestros Héroes que ofrendaron su Vida en cumplimiento del Deber en la Institución Policial, pronunciando nuestro Glorioso Lema de Honor, Seguridad y Servicio.

Compañero Presidente-Comandante Daniel Ortega Saavedra; Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo Zambrana, la Vigésima Promoción de Cadetes Año 2017, jura Respeto, Lealtad y Obediencia a nuestra Jefatura Suprema.

¡Honor y Gloria a nuestros Héroes y Mártires!
¡Honor y Gloria a nuestros Héroes y Mártires!


Muchas gracias.
Palabras de la Primera Comisionada
Aminta Elena Granera Sacasa
Directora General de la Policía Nacional

Comandante Daniel Ortega, Presidente de la República y Jefe Supremo de la Policía Nacional; Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de la República; Hermanos de la Jefatura, Comisionado General Francisco Díaz, Comisionado General Adolfo Marenco, Subdirectores Generales de la Policía Nacional.

Querido Hermano Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, General de Ejército Julio César Avilés Castillo; querida Hermana Ministra de Gobernación, María Amelia; Monseñor, gracias por sus Plegarias y sus Oraciones; Comisionado General Cairo Guevara, Director del Instituto Superior Academia de Policía Walter Mendoza.

Querid@s Inspectores Graduandos, este día es Especial, es Especial para ustedes, porque finalizan 4 años de esfuerzo, 4 años de Ilusiones, 4 años de trabajo que se ven coronados hoy al recibir su Diploma de Licenciatura en Ciencias Policiales. Es un día Especial para sus Familias que han estado con ustedes todo el tiempo y los han ayudado llegar a esta Primera Meta, diría yo, en su Carrera Policial.

Y es un Día Especial para la Institución Policial, porque tenemos la Alegría y el Orgullo de presentarle a nuestro Presidente y Jefe Supremo de la Policía, y a nuestra Vicepresidenta, 28 nuevos Oficiales de la Policía, quienes se integran a la Institución formalmente el día de hoy, y que junto a las demás Instituciones del Estado, teniendo como Protagonista a nuestro Pueblo, pasarán a formar parte de los Planes para fortalecer la Paz, la Tranquilidad y la Felicidad de las Familias nicaragüenses.

Y en este Día Especial en el que reconocemos su esfuerzo, su Jefatura reconoce ese esfuerzo, un promedio global de 85.56% es muy bueno, no cualquier grupo de la Academia lo ha alcanzado, y ustedes sí... Reconocemos su esfuerzo, los felicitamos, su Jefatura los anima a seguir adelante, y les damos la bienvenida a la Policía Nacional.

Al darles la bienvenida a la Policía Nacional, quiero hacer referencia a una anécdota de un Profesor en una de las 10 mejores Universidades del Mundo. Entró el Profesor a dar su Cátedra, cogió una naranja, y le dijo a uno de sus mejores alumnos: ¿Qué pasa si yo ejerzo presión fuerte sobre esta naranja? Los Alumnos se rieron, pensaron que algo raro le pasaba al Profesor, y él les dijo: No, no, la pregunta es en serio, ¿qué pasa si yo ejerzo presión fuertemente sobre esta naranja? El Alumno respondió entonces: “Saldrá jugo”. Y el Profesor le dijo: ¿Saldrá jugo de pera? No, Profesor, va a salir jugo de naranja. ¿Y por qué? le dijo el Profesor. Porque eso es lo que hay adentro. Es una naranja y dentro tiene pulpa de naranja.

Luego el Profesor le hizo esta pregunta al mismo Estudiante: ¿Y qué pasara si yo ejerzo una presión fuerte sobre usted, y de usted sale ira, de usted sale venganza, de usted sale maltrato? ¿Por qué será? El Estudiante le respondió: Porque eso es lo que llevo dentro. Y el Profesor le dijo: Es correcto.

Esta noche, Inspectores, ustedes entran oficialmente a formar parte de una Institución cuya demanda de trabajo y de servicio es enorme, es muy grande, las 24 horas del día de los 365 días del año, y ustedes van a ser sometidos a todo tipo de presiones, dentro y fuera de la Institución. Ojalá que con ustedes pase como con el Diamante, que a mayor presión, más brillan.

L@s 28 Graduandos de la Vigésima Promoción de Cadetes de la Policía han estudiado un mismo Pensum en la Academia; los 28 han tenido los mismos Profesores; los 28 salen preparad@s para ser Especialistas en Auxilio Judicial, Investigador@s del DIE, Investigadores Antinarcóticos, y Especialistas de Inteligencia. Y además, l@s 28 han recibido una Formación Especial en Valores, que ya nos lo decía el Compañero Primer Expediente, Valores heredados de nuestros Héroes Nacionales, Valores fundidos al fragor de la guerra de la Revolución Popular Sandinista, Valores que dieron origen a esta Institución Policial.

Sin embargo, si yo dijera que Fernando, que Ana, que Emil, por decir los 3 Mejores Expedientes que tienen diferencias muy pocas en sus promedios de Estudios, fuesen hoy sometidos a presiones muy fuertes, a pesar de haber tenido el mismo Pensum, a pesar de haber tenido los mismos Profesores, a pesar de que hemos tratado de transmitirles los mismos Valores, estoy segura que lo que saldría de cada un@ sería diferente.

¿Por qué? es la pregunta... Por lo que imprime Carácter en cada un@ de nosotr@s.

Carácter no en el sentido de que si somos simpáticos, alegres, extrovertidos o tímidos; Carácter en el sentido de nuestros Compañeros Criminalísticas que dicen “el ADN”. La Esencia del Ser Humano, la naturaleza de nosotr@s, de cada un@ mismo, que es como un filtro que tenemos que ir limpiando, lavar, y si es necesario cambiarlo cuando ya no nos sirve, porque por ahí pasa todo lo que recibimos. Ese filtro y ese Carácter de cada Hombre y Mujer Policía, debería de ir cada día acercándose al carácter, entiéndase naturaleza de nuestra Institución Policial, que no es igual a todas las Policías del Mundo.

Todas las semanas cantamos nuestro Himno, ¿verdad? y nuestro Himno dice: “Una Policía con Carácter Humanista”, lo cantamos todas las semanas al izar la Bandera. Una Policía que tiene Valores Revolucionarios, que tiene Carácter Humanista, como lo fue por Excelencia el Comandante Hugo Chávez, a quien ustedes han dedicado esta Promoción. Un Hombre Solidario hasta el final; un Hombre que heredó el Sueño de Bolívar y soñó con la Patria Grande. Eso es lo que ustedes han heredado ahora: Ese Carácter de cada Hombre y Mujer Policía semejándose cada día al Carácter Humanista que es de esta Policía.

Recordaba yo en mis Estudios a un Filósofo alemán que se llama Max Scheler, que dice que hay tres atributos que imprimen el Carácter Humanista en el Ser Humano: el primero es el Héroe; el segundo es el Sabio, y el tercero es el Santo.

Este Filósofo entendía el Héroe como lo entendemos nosotros, comprometerse con un Proyecto de Vida al servicio de los demás, y estar dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias. Nadie mejor que nosotr@s los nicaragüenses, nadie mejor que la Policía de Nicaragua sabe lo que son esos Héroes que los hemos tenido todavía, los sentimos frescos, están vivos entre nosotros.

El segundo atributo es el Sabio. El Filósofo decía que el Conocimiento permite potenciar la Capacidad del Ser Humano, y recrear y transformar la Realidad. Pero fíjense, Scheler no se está refiriendo a la Sabiduría que se adquiere en las Grandes Universidades... ¡No! Se está refiriendo al Conocimiento que hace Sabio, aquel que proviene de saber hacer silencio interior, de saber escuchar a los demás, de saber entender a los demás, de saber entender cómo funciona una Comunidad, de saber convertir esa información que nosotros los Policías recibimos a millones cada día, en Conocimientos al Servicio de la Comunidad. Y eso se aprende cada día.

Y por último, porque ya voy terminando, el tercero y último atributo de Scheler es el Santo... ¡El Santo es aquel que trasciende! Nosotros oímos mucho en los Discursos de la Compañera Rosario, Siempre Más Allá, el transcender; el Santo es el que nos otorga, que nos imprime la Mística. Sin Mística, todo lo demás no vale nada, y la Mística y el Atributo del Santo es el que nos hace capaces de amar.

Ahora, Compañer@s Inspectores, después de plantearles tres Retos en sus Vidas Personales e Institucionales, al ingresar a la Policía Nacional, les pregunto con las palabras de Darío: ¿Tienes joven amigo, ceñida la coraza para empezar valiente la divina pelea? ¿Has visto si resiste el metal de tu mente la furia del mandoble y el peso de la masa? Yo diría que sí.

Estoy segura que con la Ayuda de Dios, con el apoyo incondicional que recibimos de nuestro Presidente y Jefe Supremo, y de nuestra Vicepresidenta la Compañera Rosario, con la presencia de sus Familias que siempre los sostendrán en los buenos y en los malos momentos, y con la Solidaridad de sus Jefes y Compañer@s Policías, lo lograrán.

Sé que vendrán a enriquecernos con la savia joven de su Juventud. Sé que sabrán enaltecer el Azul-Celeste Uniforme que nos identifica. Sé que llenarán de Honor y Dignidad cada actuación policial de esta Carrera que hoy comienzan. Bienvenidos a la Policía Nacional, Hermanos y Hermanas.

¡Que Viva la Vigésima Promoción de Cadetes
de la Policial!
¡Que Viva la Policía Nacional!
¡Viva la Policía Nacional!
Palabras de Daniel

Querid@s Herman@s nicaragüenses; queridas Familias de esta Juventud que hoy se está graduando como Oficiales de la Policía Nacional, ayer mismo, gracias a la Estabilidad, a la Seguridad, a la Paz, que el Pueblo de Nicaragua con todas las Instituciones ha sabido, primero, construir Paz con Reconciliación, los Fundamentos, porque Paz sin Reconciliación no llega a ser Paz, es silencio de las armas, pero no llega a ser Paz... Paz con Reconciliación, Estabilidad. Tuvimos el Privilegio de que Nicaragua fuese por primera vez en la Historia Sede de los XI Juegos Deportivos Centroamericanos, y es determinante ahí, como les decía, el elemento Seguridad, el resguardo del Pueblo con la Policía, con el Ejército, para garantizar el ingreso desde las Fronteras, de miles de Jóvenes que llegaron a Nicaragua a participar en estos Juegos Centroamericanos.

Ya anoche concluyeron los Juegos, clausuraron los Juegos, y en nombre de nuestro Pueblo, en nombre de la Policía, en nombre del Ejército, en nombre de todas las Instituciones, felicitamos a toda la Juventud centroamericana que participó en estos Juegos; a l@s Jóvenes de Guatemala, de Belice, de El Salvador, de Honduras, de Costa Rica, de Panamá y, lógicamente, nos sentimos muy orgullos@s también de la participación de l@s Jóvenes nicaragüenses que destacaron en estos Juegos Deportivos. Para ellos, y sus Familias, nuestro Reconocimiento.

Esta Promoción está dedicada a ese Entrañable Hermano, el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, que está siempre presente en las Luchas que estamos librando en Nuestramérica Latinoamericana y Caribeña, en la Lucha que estamos librando en el Mundo, por la Paz, por la Estabilidad, por la Seguridad. Porque si nuestros Pueblos, nuestras Naciones demandan de Paz, Estabilidad y Seguridad, igualmente el Planeta, el Mundo demanda de Paz, Estabilidad y Seguridad, y en todas estas Batallas está presente.

Y cuánto nos honra continuar esta Lucha, como bien lo sabe el querido Embajador Javier, esta Lucha que la libra de forma Heroica el Pueblo de Bolívar, el Pueblo de Chávez, que sufre las mayores embestidas que pueda estar sufriendo Pueblo alguno en las actuales circunstancias.

Bueno, el Pueblo de Cuba ha sufrido, y sigue sufriendo de esas embestidas, resistiendo que es lo más importante; y resistiendo con la Bandera de la Paz, de la Defensa de la Institucionalidad, con la Bandera del Diálogo que han logrado instalar allá en República Dominicana, donde el Presidente Danilo Medina ha estimulado directamente, personalmente, este Diálogo.

Estamos siempre luchando, siempre luchando por ese Principio que es el Respeto a la Autodeterminación, a la Soberanía de los Pueblos del Mundo, y que es nuestro Compromiso también para que se alejen las amenazas que pesan sobre todos nuestros Pueblos. Porque, mientras tratamos de construir y construimos Paz y Estabilidad, por otro lado están las amenazas.

Y está la batalla que libran nuestras Instituciones, la batalla que libra la Policía Nacional con las Instituciones del Estado, con el Ejército, donde, como bien tod@s lo sabemos el Servicio del Policía impone, en primer lugar, esa dispo-sición del Oficial de Policía de disponer de su Vida por la Seguridad de las Familias nicaragüenses, por la Seguridad de las Familias en nuestros Barrios, en nuestras Comunidades o en las Zonas Residenciales.

O sea, la Policía le brinda esa Seguridad a todos los Sectores Sociales, Económicos y Políticos de nuestro País, y les brinda Seguridad a las Comunidades, a las Comarcas, en las Zonas más recónditas de nuestras montañas.

Ahí la Policía recorriendo Zonas donde no penetran los vehículos, donde no penetran las carretas, donde lo que pueden penetrar son los caballos, o las mulas; pero la Policía se desplaza generalmente como el Ejército en esa Zona, a pie, caminando, exponiendo su Vida. Porque por otro lado están los que odian a la Policía, porque quieren cometer crímenes de forma impune.

Están los delincuentes, los criminales, que quieren someter a las Familias en las Comunidades o en los Barrios de nuestras Ciudad, y que ven en un Policía lógicamente a un enemigo, al cual hay que eliminar, al cual hay que matar, al cual hay que asesinar.

¿Cuánto ha costado en Vida de Policías en estos 10 años, del 2007 al 2017? 77 Policías han ofrendado la Vida; es decir, 77 Policías han sido asesinados, 77 Policías que tenían Padre, Madre, Compañera, Esposa, Hijos... ¡77 Policías que han ofrendado su Vida! ¿Y quiénes han disparado en contra de ellos? ¿Quiénes los han asesinado? Los que quieren ir de forma impune, actuar de forma impune en contra de las Familias, robando, asesinando, asaltando.

Sembrando el terror como logran hacerlo, desgraciadamente, en algunos Países donde los grupos criminales, desde las pandillas ya bien organizadas, hasta los Narcotraficantes y todo lo que es el Crimen Organizado, haciendo redes dominan Barrios enteros, dominan Zonas enteras; ponen impuestos en las Ciudades y mantienen, lógicamente, un comportamiento activo para asesinar a los Policías o a los Miembros del Ejército de esos Países Hermanos.

En este día, esta tarde en que estamos asistiendo aquí a esta Graduación, les rendimos Homenaje a esos 77 Herman@s Policías, Policías Varones, y Policías Mujeres que también, han sido asesinados; les rendimos Homenaje, y el mejor Homenaje que les podemos rendir es decirles que vamos a seguir cumpliendo la Misión que ell@s supieron cumplir hasta las últimas consecuencias.

Bueno, hoy se están graduando, se han graduado, todos ellos han recibido su Título de Oficiales. Son exactamente 28 Compañer@s, 28 Jóvenes nicaragüenses:

El Primer Expediente, el Inspector Fernando Antonio Palacios González, originario de Bluefields, que es quien nos dirigió el Mensaje en nombre de toda la Promoción. Luego está el Inspector Emil Enrique Trejos Mercado, originario de Masaya; la Inspectora Ana Gabriela Santana Müller, originaria de Managua; el Inspector Milton Javier Portillo, originario de Jinotega; el Inspector Alexis Johan Olivas Olivas, originario de Estelí; la Inspectora Angélica Marina Vásquez Ríos, originaria de Madriz; el Inspector Abner Nehemías Calero López, originario de Masaya; el Inspector Aridson Vianey Amador Cáceres, originario de Nueva Segovia; el Inspector Menford Jomed Smith Padilla, originario de Bilwi o Puerto Cabezas.

El Inspector David Antonio González Jalinas, originario de Masaya; la Inspectora María José Herrera Acevedo, originaria de Estelí; el Inspector Marvin Orlando Zapata Caballero, originario del Departamento de León; el Inspector Noel Efraín Matute Michael, originario de Bilwi, Puerto Cabezas; la Inspectora Olmara Liseth Sevilla González, originaria de Somoto, Madriz.

El Inspector Sandy Otoniel Morales Zamora, originario de El Rama, Zelaya Central; el Inspector Wilmer José Calero Ortiz, originario de Masaya; la Inspectora Delia del Rosario Espinoza González, originaria de San Juan de Río Coco; el Inspector Delvin Andrés Jarquín Morales, originario de Zelaya Central; la Inspectora Flor de María Baltodano Ramos, originaria de Managua; la Inspectora Georgina Nohemí Sevilla Canales, originaria de Estelí; el Inspector Humberto de Josué González Orozco, de Jinotega.

El Inspector Mario Ezequiel Salgado Benavides, originario de León; el Inspector Isidro Manuel Calderón Ruiz, originario de Chinandega; el Inspector José Daniel Martínez Castillo, originario de Managua; el Inspector José Fernando Delgado Contreras, del Departamento de Managua; el Inspector Jin Nelson Ruiz Vásquez, del Departamento de Managua; el Inspector Noel Antonio Abarca Martínez, del Departamento de San Carlos; el Inspector Osmar Arnulfo Acevedo Garmendia, originario de Quilalí, Nueva Segovia.

Estos son los Oficiales, y felicitamos a los Mandos de la Policía Nacional, a la Primera Comisionada Aminta, al Comisionado General Francisco Díaz, al Comisionado General Adolfo Marenco, y al Comisionado General Cairo Guevara, que está al frente de la Academia.

Cairo, cuando era un muchacho como ustedes, ahora ya está hombre, un poco mayor, Cairo tendría unos 18 años, creo... ¿Qué edad tenías? 16 tenía, recién triunfaba la Revolución, se incorporó al Cuerpo de Escoltas de quien les habla. Se incorporó al Cuerpo de Escoltas siendo un muchacho, trabajó años ahí, recorrimos el País, y recorrimos también muchos lugares que visitamos en el Mundo.

Ahora está al frente de la Academia, y ha escuchado el Respeto, el Aprecio y el Cariño que le tienen l@s muchach@s. Al inicio cuando presentaba el Compañero a los que presidimos este Acto, al General Julio César Avilés, a la Compañera María Amelia, de Gobernación, a Monseñor Eddy Montenegro... Cuando presentó a Cairo, ¡cómo lo recibieron l@s muchach@s! Eso indica que le tienen Respeto, Cariño, y que él ha sabido ganarse el Respeto y el Cariño de tod@s estos Jóvenes que están formándose en la Academia, todo este Contingente, y de l@s que hoy están aquí graduándose.

Vamos a culminar este Acto con la Promesa de Ley, ahora sí... “Promesa de Ley. ¿Prometen ante Dios, ante la Patria, ante el Pueblo y las Familias nicaragüenses, ante nuestros Héroes y Mártires, respetar la Constitución, las Leyes, los Derechos y las Libertades del Pueblo, y cumplir fielmente las Misiones encomendadas bajo los Principios fundamentales de Actuación de la Policía Nacional, para defender la Paz, la Seguridad y la Estabilidad de nuestra Nación, revestidos por el Lema de, Honor, Seguridad, Servicio? ¡Sí, prometo! Sí así lo hacen, que la Patria y el Pueblo lo reconozcan, si no, que ellos se lo demanden”.