El Thomas Fire se ha convertido hasta los momentos en el tercer incendio más fuerte que se ha desarrollado en California desde 1932.

El incendio que podría convertirse en el más grande de su historia inició el pasado 4 de diciembre en el condado de Ventura y hasta los momentos ha calcinado más de 98.000 hectáreas en el sur de California.

El siniestro ha dejado al menos unos mil edificios destruidos en los condados norteamericanos de Santa Bárbara y Ventura, unas 18.000 casas en amenazas y más de 100.000 personas evacuadas.

Hasta los momentos se registra un saldo de dos muertos, una mujer de 70 años en la ciudad estadounidense de Ventura al intentar escapar del fuego y un bombero.

Los Angeles Times destaca este domingo que el “Thomas” no solo por su “destructividad, sino también por la continua amenaza que ha sido por casi dos semanas a las comunidades”, entre ellas, Santa Paula, Ventura, Ojai y ahora la costa de Santa Bárbara.

California ha registrado dos fuertes incendios desde 1932, uno de ellos fue el “Cedar” que arrasó con más de 110.000 hectáreas en 2003 y el Rush en 2012 que dejó calcinadas casi 110.000 hectáreas.

Este 2017 se ha convertido en uno de los peores años para California respecto a los incendios, que desde octubre quemaron unas diez mil edificaciones.