Darle valor agregado al frijol que se produce en Nicaragua, fue la idea del empresario Álvaro Cantillano, gerente de AGROEXPORT S.A., asociación que ha invertido dos millones de dólares en la construcción de una planta ubicada en Matagalpa, que presta las condiciones para procesar el frijol tanto cocido como molido.

La idea es llevar a las mesas de los hogares nicaragüenses el frijol cocido y molido bajo la marca “Blanditos”, una manera más práctica y rápida para consumir este alimento, que se está distribuyendo en supermercados del país y en algunas misceláneas.

Esta empresa tiene miras hacia la exportación de su marca. Con la nueva planta la capacidad de exportación sería de unos seis contenedores mensuales.

Siendo el mayor productor de frijoles es una oportunidad para nosotros comenzar a sacar una marca nicaragüense con capital nicaragüense, hicimos para esto un estudio de mercado y vimos que más que el frijol molido la gente come frijol cocido”, explicó Cantillano.

Maquinaria de primera línea compuestas de calderas son las encargadas de esterilizar el producto a vapor para de esta manera no necesite químicos ni preservantes”, aseguró.

La planta tiene una capacidad de producir unas 300 mil libras de frijoles al mes.

Estamos en pláticas con clientes nuestros en Estados Unidos y Centroamérica para comenzar a exportarlo, calculo que a finales de enero o febrero comenzaremos, clientes nuestros de frijol en grano han venido a ver la planta que es de primer nivel”.

Hemos tenido apoyo de la empresa privada y veo que vamos creciendo como empresa gracias a la estabilidad que nos garantiza el país, el entorno en el que nos movemos lo vemos en franco crecimiento”, afirmó Cantillano.

La planta genera unos 45 empleos directos, dinamizando de esta manera la economía local.