Los nacimientos dedicados al Niño Dios que están en la Avenida de Bolívar a Chávez, tienen un enorme significado de unidad familiar y de promoción de valores de solidaridad y amor, así lo manifestaron nicaragüenses que han llegado a esta zona a apreciarlos.

La gran mayoría de nacimientos se encuentran listos para ser admirados y a otros se les dan los últimos retoques. Los trabajadores de las instituciones se muestran entusiasmados pintando, instalando y decorando cada nacimiento, porque los mismos representan el amor más grande que ha dado Dios a la humanidad; al Salvador Jesucristo.

Durante un recorrido realizado por más de una docena de nacimientos, vimos que en la mayoría destaca el pesebre y a su alrededor la Virgen María, José, así como los animales que se encontraban en el humilde establo donde hace más de dos mil años nació El Redentor.

En cada uno de ellos, se resaltan detalles de nuestra identidad, como el de la Secretaría de la Presidencia de la República que recreó parte de nuestra cadena volcánica, otros reflejan los programas emblemáticos del gobierno y que restituyen derechos a nuestras familias.

Me parecen muy bonitos y sobre todo que vengan las familias a reunirse a disfrutar de cada nacimiento y de lo que hace el gobierno”, dijo Noelia Contreras que llevó a su hijo de seis años.

Iván Ali Escobar, artista del diseño, manifestó que los nacimientos vienen a promover la cultura religiosa y la fe, además que ayuda a fortalecer los hogares.

Tanto los altares a la Virgen María como los nacimientos al Niño Dios, es una tradición arraigada en la mayoría de las casas de los católicos que siempre instalan un nacimiento, entonces con esto estamos tratando de promover esa tradición religiosa que evoca a la Sagrada Familia y a la llegada de nuestro Niño Dios”, dijo Escobar.

Para mí es una alegría, me llena de gozo y de ver que nuestro presidente Daniel y nuestra señora Vicepresidenta Rosario Murillo, se han puesto las pilas para que las familias sepamos todo lo que se relaciona con nuestro Señor Jesucristo", expresó Jacqueline Isabel Larios del barrio Cristo del Rosario.

Yo estoy feliz y encantada de tanta belleza, porque nada mejor que recordar el nacimiento de nuestro Salvador que demuestra la humildad de nacer en un pesebre, eso nos quiere decir mucho, ese es el significado de ese pesebre, la humildad”, reflexionó doña Sandra Larios, que recorrió la avenida llena de luces y colores.

Vendedores por cuenta propia

Pero los altares de la Virgen María y los nacimientos no solamente permiten el disfrute y armonía de las familias, también significan un espacio para que los vendedores por cuenta propia, puedan ofertar sus productos y con las ganancias garantizar el sustento de su hogar.

Gracias a Dios me ha ido bien en estas navidades, he salido poco a poco de mis jaranas (deudas) que tengo, desde muy tempranas horas me vengo a vender, paso todo el día vendiendo frutas y gracias a Dios no he dejado de vender”, dice doña Raymunda Mendoza.