Pobladores del populoso barrio Monseñor Lezcano y de otras comunidades del país participaron de la procesión en honor de la Virgen de Guadalupe que este 12 de diciembre cumple 486 años de su última aparición al campesino Juan Diego.

Desde tempranas horas de la madrugada la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, recibió a decenas de devotos y promesantes que llegaron a cantarle una serenata que inició con una alborada.

Por la tarde, los feligreses sacaron en procesión un enorme cuadro con la imagen de la Virgen de Tepeyac, que recorrió por dos horas las principales calles.

virgen

En esta peregrinación fue notoria la presencia de niños representando al campesino Juan Diego y niñas vestidas con los colores de la milagrosa virgen.

Esta es la tradición que se vive cada 12 de diciembre en Monseñor Lezcano, donde un pueblo renueva cada año su compromiso de amor con la Virgen María y con cada una de sus advocaciones.

El padre Silvio Martínez, cura párroco de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, reconoció que en cada promesante y devoto hay una experiencia de amor con la Virgen de Guadalupe.

virgen

"Hoy han venido muchos peregrinos de todos los barrios de Managua, también gente fuera de Managua ha venido a visitarnos, hemos tenido confesiones, bautismo y han venido grupos a rezar delante del cuadro", dijo Martínez.

Afirmó que la Virgen de Guadalupe es un símbolo de la fe y eso se ve representado en la figura del campesino Juan Diego.

"El mensaje que ella daba era creer en Jesús y hacer lo que su hijo realmente nos manda hacer", expresó el religioso en medio de la procesión.

virgen

Los promesantes como Karla Silva, certifican lo milagrosa que ha sido la Virgen de Guadalupe en sus vidas, por eso ya tiene 6 años de rendirle tributo en esta procesión.

"Vengo a cumplirle una promesa de mi hija que se me iba a morir de asma, mi madre la Virgen de Guadalupe me la salvó, yo creo en ella y aquí le estoy cumpliendo", sostuvo Karla.

virgen

"Ella es nuestra Madre, la Emperatriz de América y muy milagrosa, la Virgen Morena es la misma Virgen María, se nos viene a dar toditita entera como madre y esta hermosa procesión demuestra que no se ha perdido la fe en ella", valoró doña Alicia Suazo.

Durante la procesión se fortaleció la unidad y la fe de los feligreses que llegaron de muchos barrios de al capital.