Es el estado norteño de Uttar Pradesh, uno de los más poblados y con mayores tasas de miseria, el más afectado concretamente con 114 muertos. La temperatura más baja de la región fue registrada en la ciudad de Agra, donde se localiza el famoso mausoleo del Taj Mahal.

Otras zonas de la India, como Cachemira en el noroeste del país, registran temperaturas mucho más bajas, pero la población de estas regiones está más preparada para el frío extremo.

Muchas ciudades indias tienen asilos para los pobres, pero las instalaciones son insuficientes para hospedar a todas las personas necesitadas y frecuentemente se encuentran en un estado deplorable. En la mayoría de ciudades del país son cientos de miles los que duermen en chabolas o en tiendas de campaña hechas con lonas y plásticos.

La mala alimentación y la escasez de dinero para comprar medicamentes contra infecciones respiratorias agravan todavía más la situación. A pesar de la variedad de climas en la India, el invierno puede ser muy duro en las regiones más norteñas del país.

El mal tiempo y la escasa visibilidad causaron temporalmente la demora del servicio de trenes y varios vuelos a Nueva Delhi.