Luego que una fuerte tormenta impactara la zona donde estaba ubicada, el personal fue evacuado y funcionarios estadounidenses evaluaban el impacto del daño causado a la estructura que maneja un flujo aproximado de 500 mil litros de aceite tipo diesel.

El Servicio de la Guardia Costera de Estados Unidos dijo que la plataforma se separó del barco que la dirigía en medio de un mar embravecido en la víspera del Año Nuevo y después se alejó y casi inmediatamente encalló en la rocosa costa de una isla inhabitada cuando los vientos alcanzaban más de 100 kilómetros por hora.

Por ahora los especialistas no pueden acercarse a la plataforma, que permanece atrapada en las rocas, ya que se los impiden las enormes olas y tormentas.