Al grito unísono de “¿Quién causa tanta alegría?” el 08 de diciembre en la sede de la Embajada de la República de Nicaragua en Alemania, se celebró “La Purísima” en honor a la Inmaculada Concepción de María.

Bajo el lema "Victoria, victoria, María triunfó" y en resguardo a la mayor manifestación popular de fervor religioso de una Nicaragua profundamente cristiana, los compatriotas nicaragüenses cantaron llenos de júbilo, colmados de fe y alegría los Valses Marianos del maestro Alejandro Vegas Matus, creador de Por eso el cristianismo y de Tu Gloria, Tu Gloria.

"Hermanas y Hermanos, con todo el cariño transmito los saludos fraternos del Presidente Daniel Ortega y de la Vicepresidenta Rosario Murillo, y sus mejores deseos de que en nuestros hogares reine la paz y el amor; y de que aquí sintamos el abrazo de Nicaragua unida en brazos de María”, manifestó la Embajadora Karla Beteta a las familias nicaragüenses, que se trasladaron de diferentes ciudades de Alemania a la capital berlinesa.

El acto religioso, que inició con una emotiva procesión, fue precedido por el Padre Franklin Zeas, Vice-rector del Seminario Redemptoris Mater, quien alentó a los compatriotas a difundir la fe cristiana y practicar la solidaridad y hermandad, tomando como ejemplo a la Virgen María.

Entre la algarabía y los cantos se repartieron cajetas de la Dulcería El Carmen de Masaya,
refresco de chicha de maíz elaborada por "Chicha La Riquísima" del Mercado Roberto Huembes, rosquillas de Rivas, nacatamales de Doña Rosa Carrasco, cuajada y perrerreque, entre otras delicias nicaragüenses.

La festividad religiosa fue organizada por la representación diplomática del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional en alianza con la comunidad nicaragüense, que apoyó con gorras y brindis.

berlin

berlin

berlin