De acuerdo a la señora Karla Patricia Noguera, en la casa solo vivían ella, su esposo y su hijo, quienes no se encontraban al momento del siniestro.

“A mí me avisaron que la casa se estaba quemando como a eso de la una y pico de la tarde. Aquí se nos quemó todo: el comedor, las sillas, el espejo, los muebles, la cocina… no quedó nada”, aseguró.

La vivienda estaba hecha de concreto y de madera, lo que facilitó la rápida expansión y por lo tanto la destrucción de la totalidad de la misma.

El siniestro fue sofocado en su totalidad gracias a la intervención de destacamentos del Benemérito Cuerpo de Bomberos y de la Dirección General de Bomberos, quienes evitaron que se expandiera a las demás viviendas del sector.

El comandante Mario Hernández, de la Dirección General de Bomberos, manifestó que se desconocen hasta el momento las causas del incendio, el cual fue un poco difícil de controlar debido a los problemas de acceso hasta el lugar donde se encuentra ubicada la vivienda.

“Tuvimos dificultades por la distancia y por lo incomodo para llegar a la vivienda. Nos tocó tirar cuatro tramos de mangueras de 50 pies para poder llegar al lugar”, explicó.

Actualmente se realizan las investigaciones necesarias conocer el origen del incendio, no obstante pobladores del sector especulan que pudo haber sido un cortocircuito eléctrico.