La Embajada de Nicaragua en Japón, celebró este 7 de diciembre la Gritería en honor a la Purísima Concepción de María.

En la celebración estuvo presente el Nuncio Apostólico, el arzobispo Joseph Chennoth, quien junto a los sacerdotes, Russell y Emilio, concelebraron la misa en homenaje a la Patrona de Nicaragua.

Además participaron representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores, cuerpo diplomático, y miembros de las comunidades nicaragüense y filipina.

El Embajador Saúl Arana, después de los saludos correspondientes, hizo una breve reseña histórica de cómo se empezó a celebrar esta tradicional fiesta, en la cual destacó la devoción Mariana que caracteriza a los nicaragüenses.

Dijo que hoy Nicaragua reina la paz y que María representa para los nicaragüenses la tradición más hermosa de la vida nacional.

Posterior a la misa los asistentes degustaron un sabroso arroz aguado, empanadas, y cajetas. Además se entregó el tradicional brindis o gorra en honor a la Purísima Concepción de María.

jpon-purisima

jpon-purisima

jpon-purisima