La familia Zeledón abrió la tradición de celebrar públicamente a la Purísima hace unos 40 años, sin embargo, este 2017 será muy especial, pues dedican con mayor devoción y tradicionalismo la festividad a la memoria de la matriarca del hogar.

Doña Carmelita Zeledón (Q.E.P.D.) trajo consigo a la paradisíaca costa de San Juan del Sur el amor a la Virgen desde su ciudad natal Chinandega.

Martha Lorena López Zeledón, hija de Carmelita, es hoy principal promotora de la costumbre.

“El 8 de diciembre aquí en San Juan del Sur era apagado. La comunión de los niños y hasta ahí no más, el café que les daba y cada quién para su casa. Entonces nosotros empezamos con esa tradición y después de la comunión de los niños, la sacábamos a ella junto con la virgencita, la de nosotros y la de la iglesia juntas, y la hacemos salve, vamos de casa en casa, no nos da abasto por el horario, pero muy bonito la salve que pide cada persona”, comenta.

virgen

López comenta que luego parten en carroza durante la noche y se lleva la imagen a la iglesia, donde se celebra una homilía en su honor y se reparten matracas a los presentes para que puedan expresar la alegría que les provoca la festividad.

Algarabía por la virgen en una vía turística

La devota por herencia, cuenta que se ha vuelto tan popular la celebración que ellos han promovido que los demás negocios y familias del sector apoyen el desarrollo principalmente de la carroza, en lo que respecta a la quema de la pólvora.

En la principal vía turística, la calle principal llena de comercios y restaurantes, muchos se unen al festejo, hasta los extranjeros que se dotan de pólvora artesanal y lanzan cohetes, bombas y cargas cerradas.

“Se va quemando un toro por lugar, digamos los dueños de restaurante que hay en la calle. Vamos quemando, quemando y quemando pólvora y toros encuetados. Hay familias que hasta dos toros queman por la Purísima y ahí vamos hasta llegar al parque central y se inicia la quema de los fuegos pirotécnicos. Esta procesión viene entrando entre 12:00, 12:30 de la noche todos los 8 de diciembre”, afirma López Zeledón.

virgen

La petición

Si bien año con año varía la petición por la intercesión de la Virgen al Altísimo, la mayor constante es mantener la unidad de la familia, sobre todo en este año 2017, cuando requieren más el acercamiento pues la matriarca de la familia partió de este plano de existencia.

Inclusive, tras tener una experiencia de un incendio en la vivienda quedando el lugar donde se ubicaba la imagen, quedando intacta la virgen, afirman tener más fe y todo gracias a su mamá, quien las encaminó por esa ruta tradicionalista.

“Ella nos dejó bien inculcado esto como tradición y a ver qué hacemos… hoy, para este 8 de diciembre, para este año, decidimos hacerla completamente tradicional, va descartando lo plástico, todo eso. Todo va a ser tradición”, señala.

Su hermana, Petrona Gómez, comenta que la imagen fue adquirida hace 20 años de Costa Rica y que representa en su hogar el más fiel recuerdo de su madre.

virgen

“Ahora le pedimos fortaleza, este 8 de diciembre porque vamos a tener un golpe. Mirar de que nuestra madre no está. Que fue la que nos inculcó esto”, agrega.

El esfuerzo es familiar y los aportes económicos vienen de todos los miembros de la familia y destaca también los trajes bordados que confecciona todos los años su hermano Antonio, que vive en Costa Rica.

“Él hace estos bordados, él trabaja bastante y el ya viene para el 28 de noviembre, viene para acá para ya prepararnos todo. Aquí nosotros hacemos lo que es chicha de jengibre, la chicha de maíz, el ayote en miel y la comida que repartimos a mediodía… a mediodía pues, que repartimos comida y después todos preparándonos que vamos para la noche, preparamos uno o dos días antes lo que es cajeta y todo”, dice.

virgen

virgen

virgen

 

virgen

virgen

virgen

virgen

virgen

virgen