La Asamblea Nacional aprobó este miércoles un decreto de préstamo por 10.5 millones de dólares que permitirá ampliar la cobertura eléctrica en las comunidades del Caribe nicaragüense.

Este convenio de crédito fue firmado en octubre pasado entre Gobierno de Nicaragua y el Fondo OPED para el Desarrollo Internacional (OFID).

Con este fondo se construirán 214 kilómetros de líneas de transmisión eléctrica en 61 comunidades rurales del Caribe, para protagonismo de 10 mil 900 personas.

El otro componente a ejecutarse es la normalización de redes de distribución de energía eléctrica en barrios y asentamientos. Esto es referido a la legalización de usuarios que se encuentran conectados de forma irregular y para la rehabilitación y construcción de 68 kilómetros de redes de distribucción en 28 asentamientos para 4 mil 235 viviendas donde residen 22 mil 200 personas.

De los 10.5 millones de dólares, se utilizarán 6 millones para la electrificación rural, para la normalización en los asentamientos 3 millones 600 mil dólares y para promover una campaña sobre el uso responsable de la energía 840 mil dólares.