Alrededor de 100 nicaragüenses radicados en Nueva York, New Jersey, Long Island y otras localidades cercanas, con mucho fervor mariano y enorme alegría, cantaron a la Purísima Concepción de María.

Los asistentes recibieron limones dulces, caña de azúcar, leche burra, fresco de cacao, arroz en leche, pitos, indios, sombreros típicos y muchos obsequios que la propia comunidad nicaragüense aportó.

Se manifestó un genuino agradecimiento y ruego a la Virgencita María por la Paz, Seguridad, Armonía y rutas de desarrollo que Vive Nicaragua, con la buena gestión que impulsa el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, y el amplio respaldo y protagonismo de todos los sectores de nuestro país.

purisima

purisima

purisima

purisima