Inició el novenario a la Purísima Concepción de María y con ello la peregrinación del pueblo cristiano, que una vez más brinda sus oraciones por la Madre de Jesucristo, por la paz y por el progreso de Nicaragua.

Y ese ambiente de tranquilidad que vive nuestro país, es lo que respira y se siente en la Avenida de Bolívar a Chávez, que se ha convertido en un espacio para honrar a la Virgen María.

Las diversas instituciones del Gobierno Sandinista, instalaron altares para rendir tributo a nuestra patrona, que con su manto protege y bendice al país y cada una de las familias nicaragüenses.

¡María de Nicaragua, Nicaragua de María!”, ¡Salve Salve Cantando a María!, Bendecido en Prosperidad, Paz y Reconciliación, Celebramos a María”, “Victoria, Victoria, María Triunfó”, son parte de los mensajes en cada uno de los altares instalados, que resaltan nuestras tradiciones, nuestra nicaraguanidad y los triunfos que las familias han obtenido con los programas sociales y socio productivos que promueve el Gobierno Sandinista por medio de las instituciones.

Cada altar evoca diferentes aspectos de nuestro país, las catedrales, nuestros recursos naturales, nuestra geografía, los mares, ríos, volcanes, nuestro árbol nacional, las cascadas que emergen en las montañas, que a su vez son combinadas con el trabajo en pro de restituir derechos a los nicaragüenses.

Están bellos y muy lindos cada uno de los altares. Me ha encantado que cada año se promueva todo lo nuestra Madre Santísima ha hecho por nosotros. En este año de celebraciones a María, yo voy a pedir por la paz, por el desarrollo del país y la unidad del pueblo, además que bendiga al Presidente Daniel Ortega y a la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo”, dijo Alba Soriano, mientras realizaba un recorrido por toda la avenida para ver cada uno de los altares.

Se ve muy linda la calle, el ambiente está alegrísimo. En nuestro altar quisimos resaltar la tradición, a ella (La Virgen María) la colocamos en la capilla de Estelí, pero todos los adornos que tiene son los productos tradicionales de la Purísima, que son elaborados por nuestros artesanos”, dijo la Ministra de la Familia compañera Marcia Ramírez.

Ahora que inició el novenario a la Virgen María, yo le pido más unidad y reconciliación en la familia, que vivamos con más respeto, que nuestros niños vivan en un mejor ambiente. Queremos que la paz se fortalezca y más desarrollo para el país”, indicó Sonia Mendoza, del barrio Boer.

 “Gracias a Dios que vivimos en paz, que Nicaragua avanza de la mano de un gobierno que se preocupa por las familias y que promueve nuestras tradiciones religiosas. La Purísima es un tesoro que tenemos los nicaragüenses, es una de las cosas más lindas y ver estos altares emociona, están bien bonitos”, expresó Juan Manuel Chavarría, poblador del barrio Jonathan González, quien junto con toda su familia, llegó a ver los altares.

El ambiente es dominado por la música mariana, la que se compagina a la perfección con los colores y adornos navideños instalados a lo largo y ancho de la Avenida de Bolívar a Chávez, que luce abarrotada de nicaragüenses.