“Señor, hemos venido a entregarte las 365 páginas que hemos escrito, de muchas maneras, entre alegrías y tristezas, entre gozo y esperanza... esas páginas son cada uno de los días que nos regalastes”, dijo este lunes el Párroco Numa Molina, al dar inicio a la misa de Acción de Gracias al Todopoderoso por el año 2012, y en la introducción de la ceremonia religiosa para orar por la plena recuperación de la salud del Presidente Chávez.

Desde la Iglesia de San Francisco de Caracas, y con transmisión del Sistema Nacional de Medios Públicos (SNMP), el padre Numa Molina pidió dar las gracias al Señor por este año que se termina, por las cosas bellas que ha regalado, por la vida, la paz y la hermandad.

Invitó a un minuto de silencio a los presentes en el templo y quienes observaban la transmisión, a aprovechar las horas de este lunes 31 de diciembre para ofrecer un sincero agradecimiento que brotara del alma.

“Venimos a pedir por la salud del Presidente Chávez….”, expresó, luego, destacando que la oración popular se realiza desde el corazón de Caracas hacia toda Venezuela, en un templo histórico como el de San Francisco, donde se escenificaron muchos momentos cruciales en la vida nacional por los próceres venezolanos, entre ellos el máximo líder de la Revolución Bolivariana, Simón Bolívar, el Libertador.

“El pueblo de Caracas, gente asidua en la oración que viene también a pedir por la salud de nuestro presidente, a Dios, a Cristo…” agregó. “Agradecemos a las autoridades que nos acompañan. A cada una de ellas los invitamos a seguir inmersos desde la profundidad de nuestras vidas por este momento de oración, que nos convoca en un lugar tan emblemático como lo es esta Iglesia de San Francisco para el pueblo de Caracas y de Venezuela”

“Alrededor de la enfermedad del presidente se nos ha despertado la mística y la fe por orar”, acotó el sacerdote.

El evento contó además con la intervención de un niño venezolano, quien vestido con una camiseta del venezolano equipo de béisbol, "Los Leones del Caracas", improvisó un sencillo y emotivo poema que dedicó al Presidente Chávez.

Los aplausos de los feligreses al niño, dio paso, luego, a casi una ovación con  los presentes de pie, durante la plegaria a Chávez, cuando el sacerdote informó que el Presidente estaba siguiendo la misa por televisión.

“El Presidente Chávez está viendo la misa, eso es lo que me hicieron saber, está viendo y orando con nosotros. Y desde aquí, presidente, le decimos: este aplauso es la oración de su pueblo, el largo aplauso significa una larga oración por usted, el camino espitirual que todos hemos emprendido por su salud”.

“Todo el cariño de su pueblo, que brota en un aplauso y en una oración que enviamos a ti y a todos los enfermos de Venezuela, y a todos los que sufren; a las familias que hoy están cerrando el año con el corazón lleno de Cristo, para seguir construyendo el país, siempre unidos y apostando por la paz y felicidad de todos”.

A la ceremonia religiosa asistieron, entre otros, la Defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez; el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas y el diputado Earle Herrera.