La caña y el limón dulce son dos componentes fundamentales de la tradicional gorra, la cual es compartida por los creyentes de la Purísima Concepción de María durante la Gritería, razón por la que dichos productos alcanzan mayor demanda para estos días.

En el sector La Majada, en la comunidad Lechecuagos, en el departamento de León, la cosecha de cañas y limones dulces ya ha iniciado a salir rumbo hacia los mercados capitalinos y la misma ciudad universitaria, representando un importante ingreso económico para los productores de la zona.

María Vanegas, refiere que este año, la producción de caña fue bastante superior a la del año pasado, así mismo, asegura que para ellos la temporada ya inició puesto que la caña no ha dejado de ser un elemento tradicional y popular de la Gritería.

CAÑA

Ya estamos trabajando en el corte de la caña porque estamos haciendo las primeras entregas, la gente viene desde Managua a comprar las cosechas enteras, las llevan por varas, y en el caso de los compradores de León, la compran ya pelada y embolsada. Al día estoy vendiendo 500 varas ya listas, solo para comerlas. Esta es la mejor temporada del año, por eso nos preparamos y hasta contratamos algunas personas que nos ayuden”.

En promedio, un varejón de caña tiene un precio de diez córdobas, monto que permite a los productores obtener buenas ganancias, razón por la que cada año se dedican a la siembra de este producto.

Todos los años vendemos caña porque es un producto muy demandado, gracias a Dios y a la virgen, aún conservamos la tradición de comer y dar caña y eso nos favorece a los pequeños productores de esta zona pues siempre nos dedicamos a hacer este tipo de trabajo”.

CAÑA

Así mismo, el limón dulce es bastante apetecido. En cada gorra nunca falta esta fruta la cual florece únicamente para esta temporada y que llena de alegría las fiestas religiosas del país, en especial la de la Gritería.

Luis Sandoval, productor de la zona refiere:Sacamos bastante limón y este año nos lo están pagando a mejor precio, la cosecha es buena, las lluvias nos ayudaron porque la fruta salió grande y sana. Nosotros siempre le vendemos a los abastecedores de Managua, los compradores ya están viniendo a hacer encargos y en los primeros días de diciembre las vienen a traer”.

“El limón dulce siempre tiene buena demanda porque el pueblo acostumbra darlo en las purísimas y nosotros tratamos de venderlo a un precio justo. Este año estamos dando entre 150 y 200 córdobas el cien de limones, de tal manera que tengamos una buena venta”.

CAÑA

CAÑA