El delegado de Nicaragua ante la COP-23, Paul Oquist, informó que la posición de Nicaragua sobre la necesidad de una mayor ambición para lograr los objetivos del Acuerdo de París, logró consenso en la COP-23 que se desarrolló en Bonn, Alemania.

Tras la clausura de la reunión, Oquist manifestó que "la necesidad de mayor ambición para lograr las metas de París de 1.5°C. o 2.0°C. que Nicaragua defendió en 2015 es ahora una posición de consenso entre la vasta mayoría de los países".

No obstante, señaló que "a pesar del hecho que hubo avances significativos en la elaboración del Plan de Trabajo para implementar el Acuerdo de París, aun se requiere incorporar los principios de equidad y las responsabilidades comunes pero diferenciadas, posición que Egipto como nuevo presidente del G77 y China, deberá continuar defendiendo".

"Hay aún muchos temas pendientes sin el consenso de los países desarrollados y en desarrollo, tales son los casos de pérdidas y daños, acciones Pre-2020, financiación climática para medios de implementación para todos los pilares de la Convención, incluyendo transferencias de tecnologías y creación de capacidades. Estas negociaciones continuarán en el 2018 bajo el denominado Diálogo de Facilitación de Talanoa", informó el ministro nicaragüense.

Sin embargo, también acentuó que hay consenso entre las Partes, que se necesita una mayor ambición de la Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC), acciones y apoyo más fuertes Pre 2020 para cumplir los compromisos del Acuerdo de París.

Entre otros aspectos, Oquist, informó que Ecuador terminó su mandato en el G77 y China.

bonn