Robson de Souza Santos, conocido como Robinho, ha sido sentenciado a 9 años de prisión por un episodio de violencia sexual perpetrado en 2013.

El futbolista brasileño —exdelantero del Real Madrid, del Manchester City y del Milán— fue condenado por un tribunal de esa última ciudad italiana, por haber agredido a una joven albanesa en una discoteca.

Robinho, por su parte, había negado tales acusaciones en 2014, cuando medios italianos reportaron que había participado en una violación en grupo contra la joven en Milán.

El exseleccionado brasileño de 33 años, que actualmente juega para el Atlético Mineiro, es uno de los cinco condenados por este caso.