El subdirector de la Policía Nacional, Comisionado General Francisco Díaz, detalló los planes operativos y especiales que esa institución está desarrollando para garantizar la seguridad y tranquilidad de las familias en los últimos meses del año.

En conferencia de prensa, Díaz destacó la ejecución del Plan Aguinaldo Seguro, el plan de control a los puestos de comercialización de pólvora en los 153 municipios, que se desarrolla junto con el Ministerio de Gobernación; así como los planes Vigilancia y Patrullaje en mercados, paradas de buses y barrios, donde se tiene mayor incremento de la actividad delictiva.

Además, detalló que se está preparando y ajustando el plan de seguridad y protección a los XI Juegos Deportivos Centroamericanos, del 3 al 17 de diciembre.

"Para esos juegos centroamericanos tenemos que darle seguridad en Managua y las subsedes que serían San Juan del Sur, Rivas, Granada y Estelí. Para esto estamos disponiendo de las fuerzas necesarias para que estos XI Juegos Centroamericanos se desarrollen en un total ambiente de paz, de seguridad y de tranquilidad", aseguró.

En relación a los planes que tienen que ver con la seguridad en las vías de tránsito, Díaz manifestó que "en el análisis comparativo del año anterior con este año, llevamos menos 7 fallecidos por accidente de tránsito, Managua lleva menos 18 fallecidos por accidentes de tránsito, hemos reducido los lesionados graves por accidentes de tránsito, estamos llegando a la etapa de todas las fiestas de diciembre, donde hay mayor circulación de vehículos, de peatones y de personas sobre las vías".

Valoró que la Policía debemos fortalecer el plan carretera y el tema de los motorizados. "Más del 50% de los fallecidos por accidentes de tránsito son en carreteras y más del 40% de los fallecidos son conductores de motocicletas o acompañantes de conductores de motocicletas", precisó.

Además, aseguró que los agentes de tránsito están siendo más rigurosos con la aplicación de la Ley a las principales infracciones que tienen que ver con los conductores en estado de ebriedad y el exceso de velocidad.

Asimismo indicó que los Policías han sido instruidos para aplicar la ley a los conductores que superen los 90 kilómetros por hora en carretera abierta; mientras que el límite de velocidad en los cascos urbanos se mantiene entre 30 y 35 kilómetros por hora.