Los 17 tramos de pólvora ubicados en el sector del Ministerio del Trabajo (MITRAB) fueron inspeccionados por la Dirección General de Bomberos con lo cual se busca brindar tranquilidad a las familias nicaragüenses, como parte del Plan de Seguridad de las festividades de la Purísima y cierre de año.

El comandante Jorge Viera, jefe de la delegación de bomberos del Distrito I, expresó que estas inspecciones se realizan a diario cubriendo con medios y fuerzas cada puesto de pólvora.

Como parte de ello se inspecciona que los barriles estén con agua, que al sistema eléctrico no estén conectados artefactos ajenos al ambiente y que los extintores estén recargados y con presión suficiente.

"Es muy importante proteger a los niños en estas festividades que se da la quema de pólvora, teniendo cuido especial en el uso y manejo siempre al resguardo de una persona adulta", reiteró Viera.

"Ellos están haciendo bien su trabajo porque están todos los días y se van hasta que se va el último vendedor", indicó la vendedora Jenny García.

Agregó que este acompañamiento es bueno porque si se da algún accidente buscan como apagar el fuego, ya que están presentes todo el día.

Igual de santisfecho se muestra Julio César Mena, quien destacó la importancia de las capacitaciones que han recibido.

Entre las recomendaciones brindadas están el cómo manipular bien la pólvora alejándola del zinc, tener las medidas de precaución de no venderle a menores de edad o personas en estado de ebriedad, así como tener un sistema eléctrico bien instalado.

El acompañamiento de los bomberos estará presente hasta el último día del plan el próximo 6 de enero.