"En general, esta ha sido un día de normalidad, en Chinandega hemos estado también recuperando la normalidad, el volcán ha estado en calma, hemos estado en comunicación con el compañero Indalecio Pastora, alcalde electo de la cabecera y delegado del Poder Ciudadano, y nos dice que hay familias que están regresando inclusive ya a sus finquitas, a sus casitas, en las faldas del volcán", dijo Rosario.

Señaló que las familias están retornado a sus hogares, "a pesar de que nosotros todavía recomendamos que nos mantengamos evacuados o autoevacuados hasta que pase totalmente el riesgo, que tengamos algún nivel de confirmación de que este ciclo eruptivo ha pasado y que estamos ya en lo que llamamos la relativa calma en la que viven los volcanes", añadió la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

"Pero bueno esa es la realidad de la vida, las familias regresan porque cuidan sus enseres, tienen que trabajar, y ahí estamos nosotros para movilizarnos si es necesario, cuando sea necesario", indicó.

La compañera Rosario agregó que por otro lado, en Managua se ha registrado una situación a su juicio bastante atípica, aunque Ineter dice que es típica de estos tiempos, con nubosidad y vientos, que incluso han hecho que algunos árboles caigan.

Señaló que los compañeros de las Alcaldías del Poder Ciudadano han estado acompañando a las comunidades donde estos incidentes se han presentado, pero acotó que "afortunadamente no se ha presentado ningún tipo de percance ni de pérdidas porque no han caído sobre viviendas o afectado a persona alguna".

"Para la tarde --de este domingo-- nos estamos preparando para recibir a los muchachos, muchachas, las madres, los padres de familias en el parque de la Niñez Feliz, en la Bolívar, en los Nacimientos, en fin, un domingo normal, y un domingo de fin de año en la alegría, lo que le damos gracias a Dios todos los días, de vivir en paz", resaltó.

Destacó igualmente que este domingo las familias nicaragüenses disfrutan de un ambiente armonioso, reuniéndose, encontrándose, preparando para mañana 31, la vigilia del primer día del Año 2013.

Dijo que las familias se preparan con cariño y buscando cómo estar juntos, para sentirse más fuertes y ser más fuertes objetivamente de cara al año 2013 "que Dios mediante va a representar avances en todos los aspectos, en la vida cotidiana de las familias nicaragüenses".