Uno de los misterios de Granada es su arquitectura imponente como el lago Cocibolca, aguas que rodean esta hermosa ciudad colonial.

Desde la Iglesia la Merced, centenares de turistas nacionales y extranjeros pueden admirar la belleza de esta ciudad, que entre muchas cosas, posee calles únicas, un malecón donde pueden comer, bañarse y conocer las isletas, ya sea en lancha o en el ferry.

Unas escaleras angostas en la Iglesia la Merced construida hace 483 años, lo llevan hasta el campanario, una torre que permite tomar fotos (cuesta 30 córdobas subir a la torre) con cuatro bellos fondos que van desde la arquitectura, el volcán Mombacho, la Catedral de Granada y el lago Cocibolca.

El turista suizo que sólamente se identificó como Eliack, comentó sentirse impresionado por la belleza única de esta ciudad que al acercarse las fiestas navideñas y vacaciones de fin de año incrementa su turismo.

Este lugar es muy bonito, Nicaragua me parece un país muy lindo, volvería, estoy aquí por diez días y veré que otros lugares visitar como la Isla de Ometepe”, añadió.

Asimismo, el joven español Marc Necquer, mencionó que: “Venimos de Costa Rica, Nicaragua es completamente diferente algo así no se encuentra en Costa Rica, me gusta mucho este país, en Granada lo que más me ha gustado es la arquitectura colonial, impresiona”, añadió el turista europeo.

En el Centro Turístico de Granada las familias oriundas, turistas nacionales y extranjeros aprovechan la tarde del domingo para disfrutar del paisaje, hacer un picnic, pasear en coche alado por caballos o visitar las isletas.

Desde el viernes pasado ha estado mucho mejor y hoy domingo que vienen personas de los diferentes departamentos de Nicaragua se pone mejor, también los turistas de otras partes del mundo que les gusta hacer el tour de las isletas”, explicó Kevin José Rojas, propietario de “Lanchas Turísticas”.

El Tour que ofrecen dura una hora, parten del pequeño muelle del centro turístico en las lanchas equipadas con salvavidas, durante ese tiempo pueden ver la Fortaleza San Pablo, islas privadas, islas habitadas por la flora y fauna de esta extensión de agua.

Los precios son variados, un grupo de siete personas le cuesta 20 dólares y los días domingos cuesta 50 córdobas por personas”, añadió Rojas.

El avistamiento de aves como garzas tigres, morenas, los nidos de oropéndolas, y monos son sin duda un deleite para quienes tienen el privilegio de conocer este centro turístico.

“Este tour es muy bueno, muy bonito y totalmente agradable, al ver ese paisaje regresas con una paz única, algo que solo la naturaleza te puede ofrecer, en mi caso he venido seguido a este lugar por su tranquilidad y porque es familiar”, expresó la joven Nadia Barrios.