La policía de Ecuador incautó más de una tonelada de clorhidrato de cocaína, almacenada en 950 paquetes tipo ladrillo, en la ciudad costera de Guayaquil, durante la ofensiva contra el narcotráfico, comunicaron hoy autoridades.

El decomiso se realizó como parte de la operación antinarcóticos Fortaleza 198, en la cual colaboraron agentes de la Unidad de Inteligencia Antinarcóticos con Coordinación Europea y el Grupo Especial Móvil Antinarcóticos.

Según las pesquisas preliminares, la droga procedente de Perú sería transportada en lanchas hacia buques seleccionados, con destino a Centroamérica.

El alucinógeno, que sumaba mil 107 kilogramos, fue encontrado en una camioneta, oculto en el asiento posterior, en 10 sacos de yute. Como resultado de las acciones policiales cinco personas fueron detenidas.

Desde inicios de este año, las autoridades han frustrado numerosos intentos de narcotráfico, decomisado 87 toneladas de estupefacientes y desarticulado 58 organizaciones criminales.

Asimismo, impidieron que más de 11 millones de dosis de sustancias psicotrópicas lleguen al mercado de consumo internacional y su venta por un valor de alrededor de 40 millones de dólares.