Alrededor de 20 niños del distrito III, miembros del Coro Rubén Darío, se dieron cita en el Instituto Miguel de Cervantes para ser partícipes del ensayo previo a su próxima presentación en saludo a las festividades en honor a la Purísima Concepción de María.

La profesora Ximena Gutiérrez destacó que la preparación de los niños contempla ejercicios de calentamiento de las cuerdas vocales, ejercicios de respiración y sin faltar el aprendizaje de la letra de las canciones.

Este año contamos con un repertorio de música nicaragüense, piezas navideñas nicaragüenses, extranjeras y sin faltar nuestros cantos a la Purísima. Cada sábado ensayamos de tal manera que los niños vayan trabajando sus voces y estén listos para el evento a realizarse previo al siete de diciembre. El avance es sustancial, los niños muestran mucho interés, se nota la diferencia en las voces y eso es favorable”, destacó.

Por su parte los pequeños cantores aseguran sentirse orgullosos de ser parte del más importante coro infantil del país, el cual es promovido por el Gobierno Sandinista de cara a promover el talento de la niñez nicaragüense.

El pequeño Gabriel Martínez, expresó “Me llena de orgullo estar en el coro, porque al cantar expresamos nuestro talento y el amor al país, nuestra cultura y tradiciones. En los ensayos hemos aprendido a mejorar la voz, aprenderme muchos cantos y estar cada día mejor preparados”.

Así mismo Lucia Aguirre, dijoEstamos aprendiendo nuevos cantos y eso nos motiva a no faltar a los ensayos. Estar dentro del coro es una experiencia bonita y me permite conocer a muchos niños”.