Los consejeros costeños exhortan a reconocer plenamente la sentencia de la CIJ, con sede en La Haya, porque restablece la soberanía del espacio marítimo reclamado por el Estado de Nicaragua, que hasta el 19 de noviembre mantuvo Colombia por la fuerza y sin proceso legal.

Para garantizar las relaciones de paz y de cordialidad entre los pueblos, apuntaron, es necesario renunciar a actos de provocación e intervención, así como reforzar el espíritu de solución de controversias por canales civilizados.

En un pronunciamiento de Craan se expresa que el fallo representa la ampliación de las zonas de pesca, la captura de especies marinas y la obligación de establecer relaciones comerciales que mejoren las condiciones de vida de la población costeña, lo que permitirá que el aporte económico de la región al país sea más representativo.

El documento señala que ese Consejo Regional considera su respaldo a la sentencia, porque amplía el espacio marítimo, ya que la dinámica económica de la región se fundamenta en la pesca de los recursos del mar existentes en los cayos y aguas del mar Caribe.

Asimismo indica que para los miembros del Craan el fallo que restituyó a Nicaragua parte de su plataforma continental representa una nueva oportunidad para desarrollar la Costa Caribe, ya que antes los pescadores estaban obligados a trabajar en un espacio reducido, sin oportunidad, porque quien pasaba más allá del meridiano 82 era apresado por las fragatas colombianas, donde también les retenían las embarcaciones y les decomisaban sus productos, lo que impedía la posibilidad de crecimiento de los pescadores.

Eduardo Romero, miembro de la Junta Directiva del Consejo, dijo que los mayores beneficiados con el fallo son los pobladores de la Costa Caribe de Nicaragua, quienes tienen ahora una mejor perspectiva de vida.

Apuntó que la ley de buceo ha afectado la vida de los buzos, por lo que están plateando resolver este problema en enero, pero señaló que este nuevo espacio marítimo viene a mejorar la situación.

Carlos Goff, Presidente de la Asociación Pesquera del Atlántico Norte, dijo que ellos están satisfechos con que el Consejo Regional se haya pronunciado a favor del fallo y que pidieran respeto al marco jurídico internacional, ya que son la máxima autoridad de la región.

Subrayó que ellos están deseosos de trabajar y vivir en paz, sin cuestiones que compliquen la vida del ciudadano común.