Garantizar la seguridad de los comerciantes y compradores de pólvora es el objetivo principal del Plan de Celebración de la Purísima y Fin de Año, desarrollado por la Dirección General de Bomberos (DGB) que inició este miércoles la inspección de los establecimientos comerciales de pirotecnia ubicados en las cercanías de la Laguna de Tiscapa.

El Comandante Jorge Viera, jefe de bomberos del distrito I, señaló que la inspección se centra en constatar que los establecimientos cuenten con las debidas normas de seguridad y el cumplimiento de los parámetros establecidos por la Dirección de Armas y Explosivos (DAE).

Estamos brindándole seguridad a nuestra población, para lo cual estamos iniciando con el plan de seguridad en el que se realiza la inspección exhaustiva de las normas de seguridad con las que debe contar cada negocio. Ellos deben contar con sus recipientes con agua, extintores, barriles con arena y buenas conexiones eléctricas de tal manera que no se produzcan incidentes, ventilación en las bodegas y un buen manejo de los pirotécnicos”, dijo.

Además de la inspección, la DGB ha dispuesto de su personal, quienes de manera permanente brindan acompañamiento a los comerciantes en los sitios donde ofrecen una gran variedad de juegos pirotécnicos por un periodo de casi dos meses.

Martha Ortiz, venderá de productos pirotécnicos refirió “Acá todos estamos cumpliendo con las orientaciones de los bomberos y la policía porque sabemos que de nuestras acciones depende la seguridad de la población y de todos los que aquí trabajamos. Yo felicito a los bomberos porque nos acompañan con su personal y sus unidades y esperamos en Dios que este año todo transcurra en normalidad”.

Así mismo Yamileth Mercado, aseguró “Aquí nos hemos puesto las pilas para tener los tramos en óptimas condiciones porque sabemos que la pólvora es una sustancia con la cual hay que tener mucho cuidado, siempre estamos pendientes de no venderles productos a menores de edad, personas ebrias y por lo general evitamos que los vehículos se estacionen cerca de los tramos pues el calor del motor podía ser peligroso”.

El plan será ejecutado en los 87 puestos de pólvora autorizados, con una cantidad de 466 establecimientos a nivel nacional.