El pasado fin de semana las páginas del suplemento "Ultra Travel" de El Telegrafo (The Telegraph) de Londres, resaltaron la belleza de Nicaragua, en un trabajo periodístico escrito por Gabriela (Ella) Windsor, quien recientemente visitó varias ciudades del país.

El amplio reportaje titulado Enamorada de América Latina, trata sobre la historia personal de la escritora en América Latina, y dedica una sección completa a Nicaragua, e incluye fotografías de Hotel Tribal en León, Calle La Calzada y Catedral de Granada y Hotel Nekupe.

Además, brinda información detallada sobre hoteles, resorts, lugares donde comer y visitar. En el artículo se hace referencia a la seguridad del país, a sus volcanes, enorme biodiversidad, cultura y tradiciones.

A continuación, traducción libre del extracto referido a Nicaragua, del artículo escrito por Gabriela Windsor, para el Suplemento Ultra Travel de The Telegraph:

El mes pasado, viajé por primera vez a América Central para visitar Nicaragua. Situada entre Honduras y Costa Rica, es el país más seguro de la región, según el Foro Económico Mundial. También alberga el siete por ciento de la biodiversidad mundial, a pesar de ser tan pequeña, aunque es el país más grande de América Central, no es más grande que el Reino Unido.

Sus paisajes van desde volcanes activos -con un rugido aún más resonante que los campos de hielo de Argentina - a las impresionantes costas, selvas y bosques, todos con una gran variedad de vida silvestre, incluyendo aves raras, monos capuchinos e iguanas gigantes. El país también tiene mucho que ofrecer culturalmente.

En enero se celebra la fiesta de San Sebastián en Diriamba (diriamba.info), con grandes representaciones folclóricas, y San Silvestre, marcado por un desfile de cientos de personas disfrazados de animales en Catarina. En febrero, hay un Festival Internacional de Poesía en Granada (festivalpoesianicaragua.com). Y cuando estuve en la capital, Managua, exploré Nicaragua Diseña (nicaraguadisena.com), la principal feria de diseño de Centroamérica, que tiene lugar cada mes de octubre.

Es una muestra productos que incluye joyas, ropa y muebles, a menudo con materiales reciclados, y la mayoría de las marcas proporcionaron empleo a las comunidades en circunstancias difíciles. Trapillos, por ejemplo, a través de la creación de sus joyas de tejidos de colores brillantes, ayuda a las personas que luchan contra la adicción. Junto a esto, se encuentran bañadores de Amaru, el sello de Francesca Lacayo, impresos con arte de algunos de los mejores artistas del país como Ernesto Cuadra, y guitarras hechas a mano por el artesano Sergio Zepeda y pintadas por el músico Luis Enrique Mejía Godoy.

Ahora trabajo con Branding LatinAmerica, una plataforma con sede en Londres que vincula a las empresas de ese continente con el resto del mundo. Esta es una declaración de interés. Me doy cuenta de que no soy imparcial. Para mí, también es una feliz unión de mis dos mundos. Como directora de arte, colaboro con algunos brillantes artistas y emprendedores tanto nacionales como extranjeros, desde el solista colombiano del Royal Ballet Fernando Montaño hasta la diseñadora de moda panameña Teresita Orillac. También trabajamos con galerías y ferias de arte y diseño como Nicaragua Diseña.

Todavía hay mucho por descubrir en esta parte del mundo y, con el tiempo, espero visitar otras regiones. Siempre pienso en amigos como Dudu que me inspiró en mis viajes y mi trabajo. Para mí, cada nuevo proyecto es otra pieza del rompecabezas que es América Latina. Este viaje fue apoyado por el INTUR, el Consejo Nicaragüense de Turismo (visitnicaragua.us).