La temporada del verano empezó en este mes de noviembre y desde ya los diferentes destinos turísticos empiezan a recibir la afluencia de turistas, tanto nacionales como extranjeros, que desean recrearse o disfrutar de sus fines de semana y vacaciones, lejos del ajetreo laboral o bullicio de la ciudad.

En el departamento de Carazo hay varias alternativas, como las tan afamadas playas de Huehuete, Casares y La Boquita, que esperan a los veraneantes con su batería de establecimientos entre hoteles, restaurantes, hostales y ranchos.

El Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR) ya empezó a desarrollar actividades de recreación para las familias que llegan a disfrutar de este verano.

"El INTUR está trabajando con todos los centros turísticos para desarrollar un calendario de actividades de animación con conjuntos musicales para poder llevar un poco más de alegría a las familias nicaragüenses", expresó Roger Díaz, supervisor de programas del INTUR Central.

Las expectativas de afluencia turística este año se espera sea más alta con respecto al anterior, con el arribo aproximado de 85 mil visitantes en todos los centros turísticos, ya que éstos tienen mejores condiciones y están más preparados para garantizar a las familias y extranjeros ese espacio de recreación sana.

En el Centro Turístico La Boquita se espera la llegada de unos 18 mil turistas, los que podrán disfrutar de un chapuzón en las aguas de este sitio, de los diferentes atractivos que ofrece, como la cabalgata a caballo y una variedad de platillos, que incluye el infaltable pescado frito.

Don Marco Antonio Parrales, propietario de Hotel y Restaurante Suleyka, expresó que para esta temporada de verano ofrecen servicio de habitaciones, bar, restaurante, paseo en cuadraciclo y caballos, así como paseo en lanchas.

Este es un negocio familiar que genera empleos a unas 13 personas. En total cuenta con 30 habitaciones para hospedar a parejas o familias de 4, 8 y 10 personas. Actualmente cuenta con la promoción de desayuno incluido en todas las habitaciones.

"Ahorita estamos en temporada alta y preparados, listos para recibir a todos los turistas nacionales y extranjeros que nos visiten", dijo Parrales.

En Suleyka el turista puede degustar un riquísimo pescado frito con tostones y arroz por el precio módico de 120 córdobas, como doña Susan Lagos, una fiel visitante de este sitio, que llegó acompañada de su familia desde el municipio de Ciudad Darío.

A mí me encanta este lugar porque tiene buenísima comida y muy buen servicio de atención. Me encanta que arriba de la terraza se puede observar el mar y es muy tranquilo”, indicó Lagos.

El empresario turístico de La Boquita mencionó que están abiertos las 24 horas y que las actividades promocionadas por el INTUR son muy buenas porque atraen a los turistas.

"Invitamos a las familias de nuestro país a que vengan y visiten el Centro Turístico de La Boquita”, dijo Parrales.

Huehuete no se queda atrás con su amplia oferta de restaurantes cercanos a la playa que ofrecen la oportunidad de disfrutar en familia, amigos o pareja una estadía amena y placentera.

 Con más de 40 años de estar atendiendo a las familias nicaragüenses y extranjeros, el Rancho Segundo Cruz, es uno de los locales que está recibiendo a los veraneantes con una amplia variedad en gastronomía en mariscos, pollo y carnes, a precios accesibles.

Los precios de los pescados oscilan entre los 150 y 250 córdobas, dependiendo del tamaño, acompañado de una salsa, especialidad de la casa, también se puede preparar al ajillo o al vapor.

Actualmente es manejado por la tercera generación representado por Segundo Alexander Cruz, quien expresó que ahorita inicia la temporada más alta y ellos la aprovechan.

Esperamos que sea mejor que los años anteriores. Gracias a Dios nos ha ido bien, somos bastante reconocidos y tenemos muy buen local y buena atención”, recalcó Cruz.

Conectados con la naturaleza

Pero para quienes desean algo más relajado y conectarse con la naturaleza están las Reservas Silvestres Privadas como La Máquina y Concepción de María con su Hotel D'Santos.

La Máquina para el mes de diciembre tiene una oferta meramente natural con su cascada de 10 metros de altura en el río La Trinidad complementados con el servicio de restaurante, los cuatro senderos que llevan el nombre de Los Farallones, Mirador del Indio Desnudo, Los Pochotes y Los Árboles Centenarios en sus 226 manzanas. El costo de la entrada es de 100 córdobas.

Asimismo, para esta temporada tienen paquetes de 15 dólares que incluyen entrada, estadía, almuerzo, uso de kayaks y cabalgatas a caballo.

Otro de 30 dólares incluye hospedaje en casa de campañas y todo lo que ofrece el paquete antes mencionados.

Martha Gabuardi, gerente propietaria de La Máquina, indicó que para estos días normalmente reciben mayor afluencia de visitantes, los 25 de diciembre y 1 de enero. “Pero nosotros estamos abiertos todos los días de la semana, especialmente los fines de semana que es cuando más nos visitan”.

En el caso de la Reserva Concepción de María, ésta se ubica a la altura del kilómetro 43 en el municipio de Dolores y es propiedad de Consuelo Chamorro y Aldo Rappaccioli. Se cimenta sobre 85 manzanas.

Nercy Bushey Wayland, asistente de la administración, mencionó que la Reserva y su hotel cuentan con un restaurante, el tour del café, senderismo, avistamiento de aves y otras especies de fauna como ardillas y garrobos, que bien lo pueden hacer a pie o en bicicleta, orquideario y árboles centenarios.

Asimismo, tienen como atractivo para los turistas poder observar el proceso del café y el meliponario.

Como Reserva tenemos una gran afluencia para este periodo desde noviembre a enero y pensamos aumentar el doble de la cantidad de personas que nos visitan. Abrimos una oferta para lo que es el tour del café a 130 dólares por persona que incluye degustación de una taza de café”, dijo Bushey.

El hotel tiene capacidad para hospedar a unas 30 personas en suites y cabañas completamente equipadas con baño propio y agua caliente. TV por cable y wifi.

Maximiliano González, guía local de la reserva, indicó que el recorrido por los senderos dura aproximadamente entre hora y media y 2 horas y medias, dependiendo del cliente.