Listos y preparados se encuentran los artesanos de Masaya y en particular del barrio Monimbó, que ya tienen gran variedad de productos que durante las festividades de la Purísima y Navidad, tienen gran demanda en nuestro país.

Productos como las cajetas de masa, churritos dulce, coyolito, cajeta de coco, de leche, leche burra, huevo chimbo y otros, ya están esperando para que las familias que celebran el novenario de la Purísima hagan sus encargos.

La Dulcería Daliana, propiedad de Juan José Pascua, está ofertando estos tradicionales dulces que son de mucha aceptación en las familias. Esta dulcería está ubicada de las 4 esquinas en Masaya, 1 cuadra arriba, media cuadra al sur, en el barrio Monimbó. Cualquier pedido lo pueden realizar al celular 8888-6668.

Aunque pasan todos los meses del año produciendo estos riquísimos dulces, es en noviembre y diciembre que la producción se incrementa, por tanto requieren mayor personal.

masaya

Siempre estamos produciendo dulces, pero en estos últimos meses es que producimos más, incluyendo el alfajor, la cajeta de leche y el ayote en miel. Actualmente tenemos 20 trabajadores, pero ya en noviembre y diciembre requerimos de más mano de obra porque igual se aumenta la producción y llegamos a tener entre 40 y 50 trabajadores”, dijo Arielka Pascua, hija del propietario.

Los productos de Dulcería Daliana se venden en los departamentos del pacífico, como Chinandega, León, Carazo, Granada, Managua y Rivas, donde muchos comerciantes ya han hecho sus encargos.

“Invitamos a todos los nicaragüenses que celebran estas fiestas marianas con los dulces tradicionales, que vengan a conocer Masaya, su cultura y promuevan sus tradiciones, como lo son los dulces”, dice Pascua.

Dulcería Daliana tiene 19 de años de elaborar estos dulces, pero también han incursionado con buen suceso con las tajadas fritas, enchiladitas leonesas, yuca y palomitas.

masaya

Los coloridos carritos de madera de Masaya

Pero en la Ciudad de Las Flores no solamente hay dulces, también hay una infinidad de productos que son elaborados por las manos de su gente, como los coloridos juguetes de madera, entre estos los carritos, carruseles, palomitas, matracas, pitos y canastas de palma con colores muy atractivos.

En el mismo barrio Monimbó encontramos a don Salvador Gaitán, un hombre de 67 años que desde los 18 aprendió a elaborar estos productos, que son una verdadera tradición. Aprendió en el taller de su amigo Manuel de Jesús González (q.e.p.d) y al pasar el tiempo, sus hijos aprendieron y hoy día, cada uno tiene su propio negocio y su propia clientela.

Me siento muy alegre que nuestras tradiciones como La Purísima se mantenga vivas, que se regale a los niños estos juguetes que salen de nuestro barrio Monimbó”, dijo don Salvador. Estos juguetes se elaboran con la madera del árbol de acetuna.

masaya

Hay de muchos precios, entre el pequeño que vale 220 la media docena, el mediano 300, uno más grande 350 y otro donde puede alcanzar un niño de dos años, valen por unidad 250 córdobas. Estos precios se incrementan un poco en los diferentes mercados.

Los famosos chichiles pueden encontrar el 100 en 450 córdobas, mientras la gruesa de canastitas para purísima vale 500 y son 140 unidades.

Nosotros elaboramos estos productos todo el año, pero en esta temporada decembrina se elabora más productos. Nuestros principales clientes son de los mercados, de Managua, de Granada, Chinandega, Chontales, de todos estos lugares vienen a comprarnos comerciantes y ellos los venden a las familias de esos lugares”, señaló Germán García, otro de los artesanos de Monimbó.

masaya

Afirmó que gracias al apoyo que reciben del gobierno, a través del Ministerio de Economía Familiar, se ha logrado que estos productos tengan mayor demanda.

El gobierno ha ayudado que se mantengan la tradición y la cultura de nuestro país, que no se deje perder todo este arte que hacemos en Nicaragua”, indicó.

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya