“La Confianza en uno mismo es la clave del éxito”. Esta es la frase favorita de Esperanza, una granadina emprendedora que se adentró al mundo de las uñas acrílicas.

Buscando tutoriales en YouTube para aprender a hacer quesadillas, se enamoró de otro oficio.

“Dios me mandó el vídeo, me salió como sugerencia un tutorial de uñas, lo miré y salgo como loca, me dirijo a mi esposo muy emocionada y le digo: Amor, amor, amor esto es lo que quiero hacer. Él me dijo; vámonos a comprar los materiales. Y lo hicimos con C$ 500 así comencé” recuerda Esperanza Rodríguez, propietaria de Hope Nails.

Es una mujer que con facilidad aprende y YouTube ha sido su mejor maestro. “Yo me auto tecnifiqué con YouTube, tengo la habilidad de ver algo y con facilidad hacerlo” explica Rodríguez.

Su negocio, Hope Nails, apenas tiene un año y la acepción es increíble, tanto, que su esposo se convirtió en un artista de uñas acrílicas.

José Ramón Duarte indica que al ver a su esposa superándose cada día y consiguiendo más clientes, Esperanza ya no daba abasto, entonces se propuso a hacer uñas y lo logró.

Yo sin tener un estudio técnico, sólo con mi aprendizaje en internet, le enseñé, y no le costó, aprendió a hacer uñas en cuestión de una semana” revela Esperanza.

Al inicio las clientas no querían poner sus manos en las mías, era comprensible, pero me gané la confianza con mi trabajo y ahora resulta que yo tengo mi propio horario, ya hay clientas que quieren que yo las atienda” expresa Duarte.

Este matrimonio emprendedor pinta, da forma y diseña las mejores uñas a precios accesibles, desde 350 córdobas la uñas naturales y con un valor agregado si quieren diseño.

La calidad y pasión que dejan plasmadas en las manos de sus clientas, quedan grabadas en las redes sociales, lo que les ha permitido conquistar clientas de Granada, Rivas y Managua.

Tienen la paciencia, esa pericia de dejarte las uñas perfectas” señala Jennifer Mendoza, clienta.

He visto en las redes sociales que la gente le da el ojo a ella, muy buena persona, trabaja muy bien y por eso estoy aquí” dijo María Teresa Gómez, clienta

La mujer puede salir adelante sola, pero si es con un apoyo mucho mejor” puntalizó Duarte.

También entre mis planes está tener un salón completo, yo quiero expandirme, no ser sólo Granada, quiero llegar hasta el punto de generar empleo, de tener personal, darle trabajo a mujeres que como yo tienen sus sueños y tienen metas" finalizó Esperanza.

Hope Nails se localiza en Granada, calle El Tamarindo y atiende con previa cita.